Se ha visto un extraño accidente durante una procesión en Alicante, España, en donde centenares de fieles católicos se juntaron para caminar junto a la estatua de la Virgen María, a quién adoran y rezan, tal como lo enseña su doctrina.

En un momento en que los encargados de llevar la estatua ejecutaron un movimiento un tanto brusco, la estatua comenzó a bambolearse y así sin darles tiempo a acomodarla, se desplomó cayendo de cabeza, rompiéndose en el piso ante el grito histérico de la multitud, quién vivía este episodio como si realmente se tratara de un accidente grave sufrido por un ser humano.



Lo bueno de todo esto fue que ninguna persona sufrió lesiones, salvo uno de los hombres mayores que sostenía la imagen, a quién se ve que la estatua le roza la cabeza y parte del cuerpo, pero sin ocasionarle lesiones graves al parecer. 

A pesar de la semejante caída, fueron instantes los que se demoraron los encargados de la procesión en volver a acomodar a la estatua en su lugar, y continuar con la ceremonia religiosa, una acto tradicional que seguramente no olvidará jamás la ciudad.


Actualidad Cristiana
Compartir