La investigación continúa en el accidente aéreo que mató a Myles Munroe, un líder cristiano influyente y popular, y otras ocho personas en las Bahamas el domingo 9 del corriente mes.

Una investigación oficial sobre el accidente continuó el lunes con la policía después de haber dicho que el mal tiempo se sospecha probablemente pudo haber sido el factor determinante.

Fred Mitchell en un comunicado dijo: "Reverendo Munroe era un gigante de un Bahamas."

Su esposa, Ruth, y un diputado también se encontraban entre las víctimas han dicho las autoridades.

El avión explotó en el impacto contra una grúa en el Astillero Grand Bahama cuando estaba haciendo su aproximación para el aterrizaje de Grand Bahama en Freeport alrededor de las 17:10 hora del Este, más o menos una hora después de despegar de Nassau, lo confirmaron también las autoridades.

Ninguna persona a bordo del avión sobrevivió al accidente, dijeron las autoridades.

Entre las personas de luto Munroe, quien en 1998 fue el ganador más joven de la Orden del Imperio Británico, fue el primer ministro de Bahamas, Perry Christie.


"Es completamente imposible medir la magnitud de la pérdida del Dr. Munroe a las Bahamas y al mundo", dijo Christie. "Él era indiscutiblemente una de las figuras más reconocibles a nivel mundial religiosos nuestra nación ha producido."

El autor de numerosos libros y un viajero habitual de países de África y América Latina, Munroe fue también director ejecutivo y presidente de la Asociación Internacional de Líderes del Tercer Mundo.

Fuente: Charisma News
Traducción y Adaptación Actualidad Cristiana
Compartir