INFORME ESPECIAL - ACTUALIDAD CRISTIANA

Nacido en el año 1925 en el barrio Camuy en Puerto Rico, sus padres lo llamaron José Joaquín Ávila, quién luego fuera conocido como el predicador "Yiye Ávila", uno de los ministerios que más ha impactado el mundo en el siglo XX.

En 1950 se unió en matrimonio con la Hna. Carmen Delia Talavera, de cuya unión nacieron sus tres hijas: Carmen Ilia, Iris Noemí y Doris Myrna. Éstas a su vez, le han obsequiado con nueve (9) nietos.


El Hno. Yiye se destacó en el campo del magisterio, enseñando Química y Biología, por 23 años en la Escuela Superior de Camuy. Practicaba los deportes de baseball y fisiculturismo. Es en el fisiculturismo, donde obtuvo las máximas aclamaciones, siendo proclamado Mr. Puerto Rico, en 1952 y Mr. Norte América, en su subdivisión, en 1954.


Su conversión

Al paso del tiempo fue atacado por una artritis reumática crónica que le impidió continuar con su carrera deportiva. En 1960 tuvo una experiencia personal con Jesucristo, donde fue sanado por el Señor. Desde entonces prometió servir al Señor de todo corazón y se convirtió en un prominente predicador de la Palabra de Dios, llevando el Evangelio a través de la radio, la televisión y personalmente, por diferentes países de Sur, Centro y Norte América, las Antillas, Europa y Australia.

El llamamiento al servicio de "tiempo completo"

Contaba Yiye que Dios le pidió que abandonara su trabajo secular, porque Él le tenía preparado el ministerio de la predicación para que lo desarrollara a tiempo completo. Dios también le dijo que no se preocupara por el sustento, porque Él se haría cargo de todo lo que necesitaría. Y así fue que desde el momento en que decidió dedicarse al ministerio full time, Dios suplió todas sus necesidades.

Yiye Ávila fue un hombre de oración y ayuno, contaba que durante sus último meses como profesor, practicaba ayunos largos que lo dejaban muy debilitado, y que sus alumnos ni se imaginaban que su profesor estaba días enteros “sin probar un bocado”.

Su ministerio

Sus Cruzadas o Campañas Evangelísticas han causado que millares de personas sean liberadas y sanadas por el poder de Dios. Ha sido recibido por Gobernadores y Presidentes de varios países y éstos han reconocido que el Hno. Yiye Ávila fue un siervo de Dios que ha llevado bendición a su tierra.


Su mensaje

La palabra hablada por Yiye era simple y clara, sin apartarse de las escrituras en ningún momento. La santidad y la venida de Cristo caracterizaban su mensaje, como eje central la preparación de la Iglesia para el encuentro con Cristo.


Actualmente la Iglesia necesita que se levanten hombres y mujeres con un llamamiento a predicar la santidad sin la cual “nadie verá al Señor”, así como lo hizo Yiye Ávila. Hoy en día los mensajes basados en la prosperidad material, es decir en los bienes materiales, están poco a poco haciendo que muchas personas quiten su mirada de la vida "espiritual", creyendo que ser cristiano es para ser millonario y de mucha popularidad en este mundo, cuando el mensaje neotestamentario nos insta una y otra vez a buscar los tesoros en los cielos. Es claro que la "bendición" vendrá por añadidura, pero el énfasis tiene que estar en las cosas de arriba y no en la añadidura.
Un breve fragmento de sus prédicas



Actualidad Cristiana
Compartir