By Mundo Cristiano - El pastor argentino, Marcelo Nieva, conversó en exclusiva con Mundo Cristiano sobre la persecución que sufre él y los miembros de su iglesia en la ciudad de Córdoba, en Argentina. Él asegura que este acoso religioso puede llegar a países no imaginados.

Como si estuviera hablando de persecución religiosa sufrida en países hostiles... Nieva denunció que la Iglesia Bautista Pueblo Grande ha sido allanada unas nueve veces por la policía, tiene cerca de seis causas judiciales en su contra, en dos ocasiones un grupo de personas lanzaron piedras e intentaron incendiarla.

Indica que los miembros de su congregación han sido golpeados y amenazados de muerte en varias ocasiones.

Recientemente, Nieva y un feligrés, Daniel Carreño, escaparon ilesos de varios disparos en su contra, mientras circulaban por una vía en la ciudad de Río Tercero.

La semana anterior, dos miembros de la congregación e integrantes del ministerio Hogar Pueblo Grande, Natalia y Carolina, se dirigían a la iglesia cuando fueron interceptadas por una camioneta que intentó atropellarlas, para luego frenar, impidiéndoles el paso. Del vehículo descendieron una mujer y un hombre quienes les quitaron unos alimentos que estaban vendiendo y las golpearon brutalmente.

Acoso tras cambiar vidas

¿A raíz de qué surge esta persecución? Nieva lo relaciona con la labor ministerial que realizan.

"Esta persecución tiene que ver con la tarea que desarrollamos como iglesia. Tenemos hogares dentro de nuestro ministerio de contención a mujeres víctimas de la explotación sexual, de drogas, violencia familiar. Esta tarea ha molestado algunos intereses en la ciudad de Río Tercero y se fueron desencadenado cada vez mayor cantidad de problemas", explica.

"En primera instancia, recibimos a una mujer embarazada que su familia la había abandonado. Su novio era un hombre muy violento y estaba relacionado con el poder político y jurídico de la ciudad de Río Tercero. Tras contenerla, nos arman una causa judicial y empieza la persecución", agregó.

Luego, continuaron ayudando a otras mujeres y el acoso en su contra aumentó.

Batalla por la fe

Este predicador asegura que la situación de su congregación representa una tendencia que podría llegarse a manifestar en iglesias situadas en países no imaginados.

"Yo creo que este es un comienzo de algo que se puede empezar a replicar. Creo firmemente que hoy no estamos peleando por resguardar nuestra vida o nuestra integridad, sino que ya estamos batallando por la libertad religiosa en Argentina y por lo que puede llegar a suceder", expresó. "Solamente en la provincia de Córdoba se aprobó y se reglamentó una ley que es inconstitucional absolutamente. Nosotros vamos a pelear para que esa ley sea derogada", añadió.

Según Nieva, la ley 9891 tiene adjudicado un nuevo delito, el de manipulación psicológica, el cual dice que toda agrupación que se reúna con gran devoción alrededor de una persona, una idea o una cosa, puede estar cometiendo este agravio.

"Nosotros tenemos gran devoción por Jesús y por su palabra. Entonces, somos los primeros que podemos encuadrar en esta ley", dijo.

También, asevera que esta legislación dice que toda persona que cambia su personalidad total o parcialmente, puede ser víctima de un grupo coercitivo.

"Todos bien sabemos que la Iglesia Cristiana logra por medio de la predicación de la palabra, del poder del Espíritu Santo y la persona de Jesucristo, que las personas cambien".

"Esta ley dice que toda persona que se sienta ofendido con un grupo de estos, puede denunciarlo y este puede ser objeto de una denuncia. Eso nos sucedió a nosotros, los creadores de esta ley son quienes nos han acusado falsamente", agregó.

Nieva considera a esta ley como una amenaza para la Iglesia.

"Yo creo que esto es un gran peligro para la libertad religiosa en la Argentina y así lo están viendo instituciones como la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, la Convención Evangélica Bautista Argentina, la Asociación de Pastores Bautistas de Córdoba y el Consejo de Pastores de Córdoba, quienes estamos empezando a darnos cuenta que tenemos que pelear espiritualmente pero también legalmente para que esto no se siga replicando, mientras Dios no lo permita", comentó.

¿Cómo debe actuar la Iglesia ante este tipo de situaciones? El pastor da su consejo...

"Yo creo que la Iglesia debe apoyar mucho esta situación. Muchas veces a muchos de nosotros nos pasa por el costado estas situaciones y creemos que esto solo sucede en países hostiles, donde a veces uno se pregunta: '¿porqué?' Pero, en realidad a ellos ya les llegó su tiempo de que estén con Dios", expresó.

Nieva considera que la Iglesia debe pelear por la libertad religiosa, debe orar porque Dios le dé la victoria y le dé mayor denuedo...

"Porque van a ser tendencias que van a venir sobre la Iglesia, van a ver grupos que pelearán contra la Iglesia y la intentarán frenar".

Este predicador considera que la oración es vital para combatir situaciones hostiles.

"Sabemos que las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia, pero debemos clamar a Dios para que sostenga a los hermanos que están pasando persecución. Tenemos que orar para que la obra de Dios avance y para que podamos ganar mientras Dios nos permita seguir peleando y predicar hasta que la tierra sea llena de su gloria y Jesús vuelva", concluyó.



Este pastor está a la espera de que se haga justicia por el intento de asesinato que sufrió, entre otras absoluciones judiciales.

Si desea mayor información sobre su caso puede visitar su página oficial en Facebook, www.facebook.com/soymarcenieva. También, puede ingresar a la página web de su iglesia, www.iglesiapueblogrande.com.ar

Compartir