18/03/15 - Estados Unidos. El Popular programa televisivo "American Idol", que se presenta en diferentes países del mundo con el objetivo de seleccionar a talentos juveniles del canto, tiene una particularidad llamativa dentro de los nuevos valores que llegan a la final en la versión norteamericana. Entre los finalistas del certamen, se encuentran 4 jóvenes que reconocen ser "cristianos". 

Cada uno de ellos cuenta de esta manera cómo comenzaron a cantar para Dios en sus congregaciones: 

Maddie Walker dice que la primera vez que subió a un escenario tenía la edad de tres años para cantar "Twinkle Twinkle Little Star" frente a toda su congregación.

El concursante Clark Beckham, comenta que tenía ocho, cuando se presentó por primera vez ante una audiencia tuvo que cantar un solo, ante "unas dos mil o tres mil personas".

Mientras que Tyanna Jones, tuvo su primera presentación a dúo, a la edad de cinco años en una iglesia que visitaba con su madre. Jones dice que ella y su hermano mayor cantaron "Joyful Joyful" de la película "Sister Act 2".


Rayvon Owen recuerda que en la iglesia, donde hizo su debut como cantante a la edad de 5 ó 6. Todos ellos van a cantar en American Idol de Fox este jueves.

Hoy es frecuente que jóvenes talentosos intenten insertarse en el mercado musical secular, así como en el pasado lo hicieron cantantes como Elvis Presley y Whitney Houston. No obstante eso, hay otros que prefieren consagrar únicamente su talento para servir a Dios.

Actualidad Cristiana
Compartir