20/03/15 - Las declaraciones del Pastor Clint Echols, quién lidera una iglesia en Michigan, EE.UU., han causado un revuelo en la comunidad LGTB. Tal es así que han realizado manifestaciones públicas en contra del Pastor, pidiendo se retracte de sus dichos.

Dijo el Pastor Echols en su sermón del pasado domingo 1 de Marzo: "la homosexualidad es un estilo de vida que se convierte en una verdad universal para aquellos que la eligen", asegurando también que si él se levanta un día pensando en ser un asesino, sería igual de lícito pues esta decisión se convertiría también en una verdad para sí mismo, queriendo enseñar que cada quién hoy en día crea su propia verdad de las cosas, sin tener en cuenta el daño que puede ocasionar en otros. 

Continuó su prédica diciendo: "Ellos dicen: '¡Oh, espera un segundo! Soy gay, soy bisexual, quiero cambiar de género'. Y esto se convierte en algo totalmente lícito". "Por otro lado, si mañana yo me levanto, y siento que soy un loco asesino con un hacha en la mano', ¿que pensarían de esto? ¿Estarían de acuerdo con mi forma de pensar?".


Un ex miembro de la congregación del Pastor Clint Echols, quién ahora defiende la causa LGTB, dijo que es inaceptable una declaración de este tipo, Daniel Vanderley quién creció en la primera iglesia bautista de la región,  se refirió a este suceso como un caso de "homofobia" que no se puede tolerar, así lo escribió en su muro de Facebook.

Más allá de las protestas, la Iglesia no se ha disculpado, y se mantiene firme es sus convicciones.

Actualidad Cristiana
Compartir