28/05/15 - Una nueva "moda" de índole ocultista, se ha hecho viral a través de las redes sociales. Se trata de un juego que se asemeja a la conocida Ouija, el mismo se llama "Charlie Charlie Challenge". El juego consiste en invocar una entidad demoníaca y está siendo practicada por niños y jóvenes.

Todo dio comienzo cuando un grupo de usuarios de Twitter afirmó que una “antigua tradición mexicana” servía para tener contacto con espíritus del más allá. Así fue cuando miles de jóvenes por las redes sociales imitaron esta práctica, lo que produjo un fenómeno viral en Internet.

Consiste en juntar dos lápices en forma de cruz puestos sobre un pedazo de papel, en dos cuadrados formados por los lápices se escribe la palabra Yes (Si) y en los otros dos No, quedando en forma cruzada entre sí. Una vez preparado esto, se procede a invocar a un demonio llamada Charlie, quién creen que proviene de México. Una vez hecho el contacto, comienzan a realizarle preguntas, sobre consejos para la vida o sobre relaciones amorosas.

Las respuestas siempre son entre un sí y un no, y el juego inicia con la llamada "Charlie, Charlie ¿estás aquí?", es ahí cuando uno de los lápices apunta hacia uno de los cuadrados para responder.

En las redes sociales se han visto una gran cantidad de videos que muestran como los lápices se mueven sin aparente manipulación, lo que despierta la curiosidad y el temor de muchos jóvenes sobre todo.

Tal como es usada la tabla de la Ouija, o en su variante llamada Juego de la Copa, muchas personas practican estos juegos pensando en divertirse, sin saber que a través de estas prácticas se está llamando a seres espirituales "demoníacos" que traerán "maldición" a sus vidas, tornándose así en un pasatiempo de verdadero peligro.

Se han oído testimonios de personas que luego de hacer esta práctica, han tenido experiencias con demonios, como ruidos extraños, objetos que se mueven, etc.

Se cree que el juego en cuestión se basa en “El Juego del Lápiz”, un antiguo ritual mexicano en el que son niños los que se conectan con "Charlie" quién es el espíritu de un niño mexicano.

Ante este panorama, es importante advertir a nuestros jóvenes y niños sobre el peligro que representa esta actividad ocultista, para que permanezcan alejados de esto que sin dudas no es un juego, sino un método de contacto espiritista.

Actualidad Cristiana
Compartir