Rabí Yehuda Glick  (Foto: Yossi Zamir / Flash90)

17/06/15 - El día lunes pasado, el portal de noticias israelí breakingisraelnews.com, informó sobre un fantástico descubrimiento hallado bajo las montañas de Eilat, se trata de "oro" de un valor calculado en miles de millones de dólares, fortuna que será destinada a la reconstrucción del Tercer Templo Judío.

El Rabino Yehuda Glick, Director Ejecutivo de la Fundación Heritage del Monte del Templo en Jerusalén, fue quién dio a conocer esta noticia tan importante, la que ha estado mantenida en secreto por varios años. Glick ha sufrido un intento de asesinato en el año 2014 a causa de su dedicación al Templo, de parte de un palestino que le propinó cuatro disparos en el pecho del cuál ha tenido una recuperación "milagrosa".  

Glick asegura que hay miles de millones de dólares debajo del Monte de Eilat, y que con su socio Yehoshua Friedman, poseen una licencia especial del gobierno israelí para desenterrar el tesoro. Además contó que el descubrimiento vino a través de la Biblia, tras un minucioso estudio de cada una de las doce piedras únicas ubicadas en el pectoral del Sumo Sacerdote, las que vienen representando las 12 tribus de Israel. Pero fue un equipo de investigación de Australia el que tomó conocimiento en primeras instancias del oro debajo de la montaña, aunque desestimaron lo encontrado por considerar que no valía la pena la excavación que para ellos era un oro de poco valor. Así es que Friedman y Glick conociendo los versículos bíblicos que mencionan el oro en la Tierra de Israel, se dieron cuenta de que ese lugar era el que ellos buscaban.



Ahora la compañía Gold Ltd. de la que son dueños, tiene un permiso exclusivo por dos años desde enero de 2015 hasta diciembre de 2016 para hacer las excavaciones en la zona escogida y desenterrar el oro.

Es grande la expectativa de Israel ante este descubrimiento, porque esperan utilizar el dinero que les dará el oro para la compra de materiales y pagar los gastos de mano de obra para la reconstrucción del Tercer Templo, lo que implica un hecho de características proféticas muy importantes para la historia de la humanidad.

   "El oro de aquella tierra es bueno; el bedelio y ónice están ahí. "(Génesis 2:12)

Actualidad Cristiana
Compartir