10/06/15 - La Nasa ha confirmado un hecho bíblico relatado en el libro de Josué en el Antiguo Testamento de la Biblia. Se trata del día en el que el sol y la luna se detuvieron por casi un día entero. 

El hecho ocurrió cuando el pueblo de Israel, liderado por Josué, se encontraba en grandes dificultades por estar rodeado por el ejército enemigo, siendo presa fácil para su adversario, situación que complicaba más el pronto ocultamiento del sol por la llegada de la noche. 

Dios habló a Josué y le dijo “No tengas miedo, porque los he entregado en tus manos, ninguno de ellos te podrá resistir.”, entonces Josué pidió al Señor que frenara el ocultamiento del sol, y así ocurrió.


Harold Hill, Presidente de Curits, una compañía automotora, trabajó también como consejero de la Nasa, y realizó unas declaraciones en la década del 70, en las que aseguró que este acontecimiento bíblico era la explicación a un descubrimiento realizado por astronautas y científicos espaciales.

Al verificar la posición de los astros, con el propósito de determinar su posición dentro de los próximos cien y mil años, la Nasa utilizando un programa por computadora, se encontró con un "vacío" en cuanto a los registros de los días pasados. Luego de comprobar el perfecto funcionamiento del ordenador, la conclusión fue que en la historia del universo, "falta un día" debido a que no hay coincidencia en cuanto a los movimientos del sol, la luna y los planetas, lo que tiene perfecta relación con el suceso bíblico relatado en el libro de Josué.

Actualidad Cristiana
Compartir