06/07/15 - Información de awdnews.com. - El príncipe de Arabia Saudita Alwaleed Bin Talal, de 60 años, un multimillonario ubicado en el puesto número 34 del listado de personas más ricas del mundo, ha declarado recientemente que su visita al estado de Israel, marcará una nueva era de paz y fraternidad.

El magnate ha gestionado ante las naciones árabes, su deseo de abandonar una postura agresiva hacia Israel, instando a la vez por una lucha por la paz en el mundo, para generar un ambiente próspero y de unidad en el Medio Oriente.

El Príncipe Talal ha dejado asombrado al mundo, cuando la semana pasada anunció que donará toda su fortuna valuada en 32.000 millones de dólares a distintas organizaciones de caridad. Una decisión que el mismo reconoce haber sido inspirada por la Fundación Gates, perteneciente a Bill Gates y su esposa Melinda.

El príncipe es descendiente de uno de los fundadores del actual Reino de Arabia Saudita, pero pertenece a una facción que no está en la esfera del gobierno, por lo que no tiene una posición oficial dentro de este.

Talal ha declarado públicamente su intención de realizar un peregrinación por siete días a Tierra Santa y orar en Al-Aqsa, una mezquita considerado el tercer lugar más sagrado para el Islam, así lo informó el diario Saudí Okaz el pasado jueves.

El Príncipe como informa el diario Okaz, actualmente vive en una de las zonas más ricas de Londres,  enfatizó su deseo de alcanzar la paz en el mundo: "Todos mis hermanos y hermanas musulmanes deben entender que se ha convertido en una necesidad moral para todos los habitantes del devastado Oriente Medio, que acaben con la absurda hostilidad hacia el pueblo judío. Mi soberano, el Rey Salman me ha dado instrucciones para abrir un diálogo inteligente y directo con Israel, para alcanzar la creación de lazos amistosos con nuestros vecinos israelíes" mencionó Talal.

Actualidad Cristiana
Compartir