03/07/15 - El pasado 30 de Junio, la Corte Suprema del estado de Oklahoma en Estados Unidos, ha dictaminado que el monumento de los Diez Mandamientos instalado en el año 2012, representando la ley que Dios le otorgó al pueblo a través de Moisés, deberá ser removido de su lugar.

El fundamento de tal decisión está basado en las leyes constitucionales, que prohíben el uso de cualquier propiedad pública, que beneficie a cualquier religión, situación que fue promovida por una demanda  hecha por cuatro personas ateas que residen en Oklahoma.

El monumento se encuentra emplazado en el Capitolio, y según la Corte está propagando la fe cristiana y judía, algo que tal como se interpreta de la ley constitucional, sería algo injusto para el resto de las religiones.

Uno de los representantes republicanos llamado Jon Echols, mostró su disconformidad por el dictamen, "La Corte Suprema aplicó incorrectamente una sección arcaica y progresivo de nuestra Constitución estatal y que utiliza para aplicar una sentencia que va en contra de la estructura de creencias de la mayoría de los residentes de Oklahoma", dijo el político republicano.

Actualidad Cristiana
Compartir