crédito foto WABG-TV

04/07/15 - EE. UU. - Linda Barnette ha dedicado sus últimos 24 años laborales a emitir licencias de matrimonio en el condado de Grenada en Mississippi, hasta que este martes pasado decidió presentar su renuncia, tras el fallo de la Corte Suprema que aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país.

La ahora ex empleada pública del condado de Grenada, explicó sus motivos en la nota de renuncia, argumentando que su fe en Dios, hace incompatible de aquí en adelante que siga en la función que venía desempeñando.  "Elijo obedecer a Dios antes que a los hombres" explicó Linda en la carta dirigida a la Junta de Supervisores del condado.

"Yo soy una seguidora de Cristo y creo firmemente que la Biblia es mi autoridad final",  "La Biblia enseña que el matrimonio ha de ser entre un hombre y una mujer, por lo tanto, debido a la reciente decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos, ya no puedo cumplir con mis funciones como Secretaria de Circuito y emitir licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo ", expresó la señora Barnette en su carta.

Ya hace un tiempo, la señora Barnette había hablado sobre esta situación a sus supervisores, anticipándoles que si se aprobaba la ley de casamiento homosexual en todos los estados, renunciaría a su cargo. Así lo había advertido la mujer que se congrega en una Iglesia Bautista del Sur. Linda Barnette considera que los cristianos están siendo puestos a prueba con este tipo de acontecimientos, y que pronto veremos quiénes son "fieles a Cristo".

Son muchos los trabajadores públicos que se encuentran en esta misma situación, se conoce de otro empleado de Carolina del Norte quién también decidió presentar su renuncia a causa de su fe en Dios.

Brian Robertson es el pastor de la señora Barnette y dijo, "Me entristece el hecho de que estamos perdiendo una maravillosa secretaria del condado y una trabajadora muy fiel y esforzada", "Me duele como ministro cristiano todas estas circunstancias que han causado que ella tenga que renunciar."

Sin embargo, el Dr. Robertson también tuvo elogios para su feligrés.

"Yo le aplaudo como hermano en Cristo", dijo. "Su testimonio del Señor es más importante para ella que servir al hombre."

Actualidad Cristiana
Compartir