11/08/15 - Su nombre es Nicole Weider, ella es una ex modelo que ha decidido ponerle fin a su carrera artística luego de haber tenido un encuentro con Jesucristo.

Nicole ha comenzado su carrera en el modelaje y en la actuación desde muy pequeña, con tan solo 5 años era frecuente verla en distintos desfiles trabajando para una agencia en Portland, EE. UU., empresa en la que se desempeñó por 8 años siendo vista además en numerosas publicaciones en revistas, anuncios y comerciales de televisión. Con tan solo 12 años de edad, la joven ya contaba con su propia chequera, pero la Nicole aún soñaba con algo más, llegar a Hollywood.

A los 16 años, siendo una adolescente y estando aún en la escuela secundaria, Nicole Weider fue a cumplir su sueño, y para eso se mudo a Hollywood. Allí comenzó a relacionarse con actores famosos, ella tenía el acceso libre a las discotecas del momento y la posibilidad de conocer a una gran cantidad de celebridades del mundo del espectáculo.

Un tiempo más tarde, su costosa vida la llevó a firmar con una pequeña agencia publicitaria, en la que comenzó a modelar para pagar sus cuentas, poco a poco la modelo fue conociendo un camino peligroso, que ella describe como una industria despiadada, donde el diablo hace de las suyas. Nicole dice haber sido testigo de muchas personas que pusieron en peligro su dignidad a cambio de ser famosos. Pudo encontrarse a gente famosa destruyendo su vida con el consumo de drogas en fiestas donde el exceso es frecuente, hasta supo de personas que murieron a causa de un estilo de vida extremo.

La joven finalmente cayó en un estado de depresión a los 23 años, luego de descubrir que el mundo del glamour, la ostentación y las luces, no eran lo que ella pensaba. Buscó ayuda en libros motivacionales pero nada de eso resultó, hasta que un día todo cambió.

Una noche mirando hacia las estrellas, Nicole pidió para que un milagro ocurriese, ella oró a Dios y le entregó su vida. A partir de ahí, la joven comenzó a darse cuenta de las malas decisiones tomadas dentro de la industria de Hollywood, para finalmente abandonar un ámbito lleno de oscuridad y excesos, un mundo que la ex modelo reconoce fue dañino para su vida, pero que sirvió para llevarla a encontrarse con Dios.

La mujer hoy dice que el cuerpo es para ser templo del Espíritu Santo, es por eso que hace varios años ha dedicado su vida a ayudar a otras mujeres jóvenes a evitar que cometan los errores en los que ella cayó.

Nicole Weider agradece a Dios por escuchar sus oraciones, "ha sido su poder el que me ayudó a salir de la depresión en la que me encontraba" afirma en su sitio web www.nicoleweider.com, 

Actualidad Cristiana
Compartir