22/09/15 - La cantante cristiana Taylor Ball y su marido Ken, hacen un trabajo misionero en Japón desde hace dos décadas. Ellos fundaron el ministerio Aleluya Evangelio de la Familia y además de evangelizar, hacen actuaciones musicales de jazz y de música góspel.

En el día de ayer, Taylor hizo su última presentación en Tokio. Ella está haciendo un tratamiento por un cáncer terminal y sabe que no tiene mucho tiempo de vida. Los médicos le dieron un par de semanas. El material fue grabado y está ahora disponible.

La cantante utiliza las redes sociales para explicar que en su caso no hay ninguna operación o un tratamiento humano para darle esperanzas de curación. Ella ha sido objeto de frecuentes sesiones de quimioterapia desde febrero.

Taylor dice que está agradecida a Dios por los años vividos y ha experimentado una paz que "sólo puede venir de Dios." "Él me salvó, me permitió entrar en la fase de aceptación sin dramas. Sigo creyendo en un milagro ", escribió Taylor. "Si el Señor decide sanarme, no tengo ninguna duda de que puede hacerlo."

En su despedida ella alabó a Dios con una serie de canciones que hablan de su amor y cuidado.
"Yo sé dónde voy a. Será mejor que te asegures de que van allí también ", escribió en Facebook, dejando un mensaje para sus seguidores.

"Mi oración es que he vivido de acuerdo al plan de Dios. Cuando muera quiero mostrar a la gente la confianza que podemos tener en que Jesús es nuestro Redentor. Se está preparando un lugar para mí y estoy a punto de ir en el camino a la gloria! Estoy emocionada. " Con información de Huffington Post.

Actualidad Cristiana
Compartir