18/09/15 - Una cruda realidad está viviendo la comunidad cristiana en Iraq debido a la salvaje persecución de los yihadistas. La ONU ya ha denunciado las atrocidades cometidas por el grupo terrorista contra menores de edad, los que también son usados en ataques suicidas y como escudos humanos.

La información que brinda la ONU sobre los crímenes del Estado Islámicos hacia los menores de 18 años, cuenta que algunas niñas son vendidas en mercados como esclavas sexuales y muchos son asesinados, crucificados o enterrados vivos, de acuerdo con el Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

Los pequeños que son objeto de persecución por parte de ISIS, pertenecen a las minorías religiosas y étnicas, entre los que se encuentran niños criados con la fe cristiana, así como chiítas y sunitas, todos ellos son víctimas de la barbarie. 


El número de cristianos en Irak ha caído de aproximadamente 1,5 millones en 2003 a entre 350.000 y 450.000 en la actualidad, se estima que representan menos del 1% de los habitantes del país. La mayoría vive en la provincia de Nínive, en el norte. Además Qaraqosh - la ciudad cristiana más grande del país, tomada por los yihadistas,  otros lugares como Bartella, Al Hamdaniya y Tel Kef también es hogar de los cristianos.

Actualidad Cristiana
Compartir