23/09/15 - EE. UU. - La familia Nipper de Missouri está dando las gracias a Dios después de que su hija de tres años de edad, se recuperara milagrosamente de lo que pudo haber sido un accidente por ahogamiento fatal.

KFVS informa que el 29 de julio, Alise Nipper fue encontrada inconsciente en una piscina del patio trasero en Cape Girardeau durante una fiesta de natación. "Algo se hizo cargo de mí, recuerdo haber saltado hacia la piscina, mientras gritaba,"  dijo su madre, Jamie Nipper a la cadena de noticias. "Estaba pidiéndole a Dios mientras la tomé en mis brazos, miré su color azul y me dí cuenta que estaba sin vida".

Frenéticos, Jamie y un amigo de la familia intentaron reanimar a la niña con RCP, mientras gritaban en oración.

"Todo lo que podíamos hacer era orar", dijo el amigo de la familia Natika Rowles, quien explicó que la niña no tenía un color normal y se encontraba sin pulso.

Luego de 12 minutos de agonía, Alise despertó en brazos de su madre, y su corazón lentamente comenzó a latir de nuevo. Después llegó la ambulancia, la niña fue llevada al hospital con vida, pero en estado crítico.

"Su cuerpo y su cerebro resultaron heridos", dijo el doctor Jeremy Garrett, explicando que él era incapaz de dar a los padres Nipper mucha esperanza. "Sus pulmones adquirieron lesiones graves que continuó siendo un problema."

Al instante, la familia Nipper y cientos de amigos se reunieron en oración. Un amigo incluso creó una página de Facebook, pidiendo a todos que oren con fe por Alise.

Después de pasar días en el hospital, Alise comenzó de manera constante a mejorar: "Cuando ellos disminuyeron la sedación y ella se despertó y comenzó a hablar, fue absolutamente increíble", dijo Heather Kyle, un amigo de la familia.

Debido a la mejora notable de la niña de forma tan rápida, los médicos fueron capaces de quitar el respirador, lo que le permitió a Alise hablar.

"Ella se despertó y dijo:" Jesús es mi papá! '"La familia escribió en una actualización de Facebook.

Luego de dos semanas, Alise fue capaz de volver a casa: "Su mano [de Dios] estaba en ella todo el tiempo porque no hay explicación terrenal racional de que esa niña esté corriendo y hablando en menos de dos semanas de lo ocurrido," Rowles dijo al medio de comunicación.

Hoy en día, Alise es un niña feliz y sana, y funcionando plenamente a los 3 años de edad, dejando a los médicos rascándose la cabeza.

"En la forma en que la niña llegó al hospital y cómo se encuentra ahora es asombroso", dijo el Dr. Garrett. "La oración y la suerte y la intervención divina fueron los factores clave."

Sin embargo, la familia Nipper y sus amigos saben exactamente quién fue el responsable de la recuperación milagrosa de la niña: "Estamos muy humillados por el trágico accidente de Alise, pero se convirtió en un milagro por la gracia de Dios." la familia escribió. "Nuestro camino de fe ha sido una bendición ... para presenciar la obra de Dios y el poder de la oración unificada de cerca y de manera personal en nuestras vidas. Alabado sea Dios por su misericordia, gracia y amor !!

Actualidad Cristiana
Compartir