Elvis Presley, uno de los cantantes y actores más destacados en el mundo secular del siglo XX, entonó en varias oportunidades durante sus shows, uno de los más conocidos y bellos himnos que se cantan en las Iglesias cristianas del mundo "Cuán Grande es Él", también conocido como "Señor mi Dios".

El cantante que nació en Misisipi el 8 de enero de 1935 y falleció en Memphis, Tennessee, el 16 de agosto de 1977, se crió escuchando y cantando himnos cristianos, debido a que su familia era parte de la Iglesia evangélica Asamblea de Dios. 

Llegando a su juventud, Elvis entregó su talento para cantar temas populares, lo que lo llevó a incursionar en el mundo de la fama con todo lo que ello acarrea. 

El dinero y el prestigio social que el mundo veía en él fue solo una sombra de su vida interior, en la que hundido en una fuerte depresión fue preso en sus últimos años del consumo de estupefacientes, lo que terminó llevándolo a la muerte.

Para muchos, Elvis quizás recurría a cantar este himno en sus shows porqué tal vez el sabía que su alma hallaba un momento de descanso cuando alababa a Dios.




Actualidad Cristiana
Compartir