26/09/15 -  Luego de escuchar el discurso histórico que el papa Francisco dio en el Congreso de Estados Unidos, la esposa del pastor Saeed Abedini, Naghmeh Abedini, manifiesta sentirse decepcionada.

"Conforme escuché hablar al Papa en la reunión conjunta del Congreso en un principio me decepcionó que Saeed no fuera abordado tanto por el Papa como por el presidente Obama (en un encuentro el día antes de este discurso del Papa).

La esposa del predicador dice que también se decepcionó porque el religioso "no mencionó el nombre de Jesús".

"Entonces, mientras escuchaba al Papa durante una hora, me di cuenta que su enfoque estaba en cuestiones sociales y los problemas que enfrentamos en el mundo. ¡Pero ni siquiera hizo una sola mención de Jesús o el mensaje del Evangelio! Mi corazón estaba realmente roto allí", precisa.

"Esta plataforma se le dio al Papa para que predicara de Jesús y Jesús no fue predicado en absoluto. Recuerdo a los apóstoles y todo lo que ellos predicaban era sobre la crucifixión y la resurrección de Cristo. Recuerdo a Saeed y a los muchos que están encarcelados o han dado su vida por causa del Evangelio y entristezco porque podemos hablar durante horas sobre las cuestiones sociales (que son importantes), pero no nos damos cuenta que una vez que buscamos a Dios y su Reino, todos estos problemas se resolverán. Tratamos de resolver las cuestiones horizontales olvidando que el problema radica en nuestra relación directa con Dios. Todo se va a acomodar cuando nos volvamos a Jesús y busquemos su Reino", añade.

Naghmeh viajó a Washigton DC con la esperanza de tener un encuentro con el líder católico, sin embargo no fue posible. Su objetivo era hablar con el papa Francisco para que él intercediera por la libertad de su esposo.


"Pasé el día en oración y llegué a (Washigton) DC con las manos abiertas. El Señor no tenía en sus planes que me reuniera con el Papa, pero me reveló y me habló muchas cosas", indica.

Pese a que no pudo reunirse con el líder católico, Naghmeh dice que pudo encontrarse con el pre-candidato republicano, Ben Carson, y tuvieron una conversación muy provechosa.

"Gracias por sus oraciones. Me he dado cuenta que este tiempo de oración y ayuno se ha tratado en más de realinear mi corazón con Dios y aprender de Él. Este viaje fue un gran momento para hacerlo", expresa Naghmeh.

Por otro lado, Naghmeh asegura sentirse feliz porque le confirmaron que se realizarán en 38 países, unas 810 vigilias de oración por su esposo y la Iglesia perseguida en todo el mundo, este próximo sábado 26 de setiembre.

"Yo estoy creyendo en el poder de la oración conforme el cuerpo de Cristo ora juntos en unidad", dice.

Naghmeh estará en la vigilia de oración de la ciudad de Boise, al mediodía en el edificio del Capitolio del estado de Idaho.

Fuente: www.MundoCristiano.tv
Compartir