07/10/15 - Los actos despiadados del Estado Islámico no cesan, esta vez se ha conocido de un crimen con características atroces en un pueblo cerca de Alepo, Siria. 

El grupo terrorista ha realizado un acto de extrema crueldad al crucificar a un niño cristiano de 12 años luego de primeramente haberle cortado los dedos, toda esta barbarie fue hecha delante de su padre, que fue obligado a ver semejante tortura.

Isis busca con estos crímenes, asustar a la población para que todos se conviertan definitivamente al Islam. 

En la misma ocasión, hubo 2 mujeres violadas públicamente, y varias decapitaciones a personas que se negaron a convertir a la religión que profesa el Estado Islámico.

El niño cristiano era hijo de un ministro del evangelio de origen sirio, que luego de un arduo trabajo, logró fundar nueve iglesias en ese país. 

Al pequeño se le mutilaron los dedos previamente, y le dieron también una feroz golpisa por creer en Jesucristo como salvador, así lo reporta la organización humanitaria Christian Aid Mission.

Según Christian Aid Mission, este hecho tan doloroso, ocurrió en la fecha 28 de agosto de este año, pero se hizo conocida al mundo recientemente.


Actualidad Cristiana
Compartir