13/10/15 - El Reverendo Nicolás Guerekoyame Gbangou, presidente de la Alianza Evangélica de CAR, es un Pastor cristiano prominente en República Centroafricana, quién ha logrado escapar de un intento de asesinato a machetazos por parte de extremistas musulmanes, publica The Gospel Herald.

El Pastor ha escapado por poco de un intento de asesinato después de que una turba de musulmanes enojados asaltaron su casa, portando machetes y armas automáticas.

De acuerdo con un informe del organismo de control de persecución Open Doors de EE.UU., el Rev. Nicolás Guerekoyame Gbangou, fue atacado aparentemente ha causa de la muerte de un joven conductor musulmán de moto taxi de la ciudad capital de Bangui.

El informe señala que el cuerpo del joven fue encontrado en el quinto distrito predominantemente cristiano, el sábado 26 de septiembre y luego llevado a una mezquita en el distrito 3, conocido también como Km5, que es una "zona de exclusión" para todos los no-musulmanes.

Enfurecidos por la muerte del joven, los fanáticos musulmanes abandonaron el distrito 3 y se dirigieron a la Iglesia Elim en el distrito 5, donde se encontraba la casa del Rev. Guerekoyame Gbangou para cobrar venganza, portando armas automáticas y machetes, la multitud exigió saber del paradero del pastor.

Sin embargo, por la gracia de Dios, el Rev. Guerekoyame Gbangou había salido de su casa tan sólo treinta minutos antes.

"Los asaltantes pidieron por el 'Pastor Nicolás, que está a favor de la paz ... pero que siempre nos ataca". Pero se enteraron de que yo ya había salido de la casa ", dijo a la Guardia monitor Mundial.

Los agresores exigieron a la familia del Pastor desocupar la casa, uno de los asaltantes que tenía un cuchillo, amenazó con matar al  hijo mayor de Nicolás, pero otro asaltante le impidió hacerlo.

La multitud enojada luego saqueó todos los objetos de valor y prendió fuego la casa. Antes de regresar a su distrito, el grupo también saqueó otros edificios en el compuesto, prendiendo fuego a ellos, y disparando al azar.

"Desafortunadamente mataron a dos personas antes de abandonar el recinto", dijo el reverendo Guerekoyame Gbangou, revelando que su familia estaba milagrosamente ilesa. 

Actualidad Cristiana
Compartir