El entrenador de fútbol Joe Kennedy se limpia los ojos mientras habla con los medios de comunicación después de un partido de fútbol en Bremerton, Washington.

30/10/15 - EE. UU. - Un entrenador de fútbol Cristiano, ha sido suspendido de su cargo en Bremerton High School situado en el estado de Washington, después de que él se negara a dejar de orar luego de un encuentro disputado el viernes pasado, bajo presión de un grupo satanista.

Según el Times Free Press, el presidente de la clase Abe Bartlett de 17 años, y varios otros estudiantes invitados del  Templo Satánico de Seattle, habían pactado para asistir al partido en protesta por la tolerancia de la escuela a las continuas oraciones del entrenador, y para obligar al Distrito Escolar Bremerton a aclarar su política.

El informe señala que después de cada partido de fútbol desde 2008, Kennedy, que es el segundo entrenador del equipo de fútbol de la escuela secundaria, espera hasta que los jugadores hayan dejado el campo de fútbol antes de caminar sobre la línea de 50 yardas, para arrodillarse en oración silenciosa por sus estudiantes .

Kennedy dijo a los periodistas que sus oraciones, que duran alrededor de 30 segundos, se centran en dar gracias a Dios por el buen juego y por la oportunidad de participar en la vida de cada estudiante, y también para orar por la bendición de Dios sobre su futuro.

Mientras que el entrenador de fútbol no instruye a los estudiantes a unirse a él, con el tiempo, muchos de sus estudiantes adoptaron voluntariamente la práctica de unirse a su líder en el campo.

El 17 de septiembre de 2015, el distrito escolar informó a Kennedy que había tomado conciencia de que sus oraciones no eran bien vistas por algunos grupos, y le ordenó que las detuviera.

Si bien en un principio estuvo de acuerdo, con el tiempo, y con el apoyo del Instituto Libertad con sede en Texas, una organización para la libertad religiosa, reanudó las oraciones, rogando en silencio durante 15-20 segundos en el centro del campo después de darle la mano a los entrenadores rivales.

También envió una carta a la junta escolar el 14 de octubre, destacando cómo su derecho a orar está protegido por la Primera Enmienda.

El 16 de octubre, apenas unas horas antes del partido, el distrito escolar "respondió a la carta amenazándolo con acciones disciplinarias si volvía otra vez a orar en la propiedad de la escuela a la vista de sus jugadores", según Breitbart.

Sin embargo, Kennedy se negó a cumplir, con el argumento de que él luchó por la Constitución como un infante de marina durante 20 años, y mostraría a sus alumnos que deben defender sus creencias.

Esa noche, mientras Kennedy ofreció su oración después del juego, muchos jugadores tanto de la High School secundaria de Bremerton y el equipo contrario se unieron al entrenador, rodeándolo mientras él se arrodilló.

"Tengo los ojos cerrados y siento todas esas personas que me rodean. dijo Kennedy a CNN KIRO de Seattle y a otros medios de comunicación. "Estoy sentado allí y me voy," Dios, gracias por esta oportunidad. " Y ... si esta es la última vez que entro en el campo con estos chicos. ... "

Más de una semana después, el Superintendente Leavell envió una segunda carta al entrenador Kennedy, que le informaba que el distrito suspendía al entrenador. La carta decía: "A menos que se le aconseje lo contrario, no podrá participar en cualquier calidad, en BHS [Bremerton High School secundaria] las actividades del programa de fútbol."

Casi inmediatamente después, el Templo Satánico publicó una declaración alabando la decisión: "Un gran saludo de salida al Distrito Escolar Bremerton para tomar medidas rápidas y decisivas para detener el entrenador Kennedy de continuar violando la ley con sus oraciones públicas, mientras que en deber "Lilith Starr, jefe del capítulo de Seattle del Templo Satánico, escribió en Facebook. "Por ponerlo en licencia administrativa pagada y la liberación de una declaración pública en términos muy firmes, el distrito ha enviado una señal muy clara de que mantengamos firme la línea entre la Iglesia y el Estado."

Por su parte, el abogado de Kennedy, Hiram Sasser, llamó a dejar constancia de la situación de empleo hostil y dijo que el Instituto Libertad planea demandar a la escuela en nombre de Kennedy, argumentando que la escuela estaba violando sus derechos bajo el Título VII de la Ley de Derechos Civiles.

Actualidad Cristiana
Compartir