02/11/15 - EE. UU. - En una entrevista realizada por Charisma News, el Pastor Rod Parsley testificó haber recibido un milagro de sanación de un cáncer de garganta. "Me acosté en mi cama con lágrimas manchando mi almohada, sin poder hablar, sin palabras en mi boca", expresó el Pastor luego de la confirmación de los médicos de que estaba sano.

Rod Parsley de 58 años, quién se desempeña como pastor principal de la iglesia World Harvest, en Columbus Ohio, fue diagnosticado de cáncer en su garganta a comienzos del 2015, quién a pesar de preferir no hablar mucho sobre ello públicamente, la noticia corrió por el ambiente cristiano, provocando la oración de miles de fieles por su sanidad.

Al ser consultado sobre cómo se sintió al enfrentar la posibilidad de perder su vida, el pastor dijo "De la nada y de inmediato, te encuentras cara a cara con tu propia muerte. Pero la palabra nos promete que Dios nos bendecirá con una larga y buena vida". "En algún momento, todos vamos a morir, pero esto aceleró el proceso". "¿Qué pasaría con mi familia? No he terminado todavía, tengo mucho más que hacer. Y de inmediato, la Palabra del Señor en el Salmo 62 toca mi espíritu y me dice: Que todo lo que soy, espera en silencio delante de mi Dios."

Casi sin poder usar sus cuerdas vocales, el ministro fue sometido a 28 tratamientos de radiación, en los mismos sufrió quemaduras de tercer grado en el exterior de su cuerpo y en el interior de su garganta. Debido a la hinchazón de su garganta, Parsley debió ser alimentado a través de una sonda, lo que le produjo una importante pérdida de peso.

"Al final del tratamiento, había ganado una libra, esa era una señal del milagro", dijo Parsley. Sin sonda de alimentación, ni traqueotomía, fuera de todos los medicamentos en un tiempo récord, pues los médicos le habían dicho que podría tomarle hasta un año poder volver a hablar normalmente,  y tan solo ha pasado menos de un mes. "Dios es un hacedor de milagros" confiesa el pastor.

Finalizando la entrevista, el pastor Rod Parsley citó unos versículos bíblicos que hablan sobre el poder de Dios para sanar nuestras enfermedades: "La palabra de Dios dice en Salmo 107 versículo 20, "Envió su palabra y los sanó y los libró de todas sus transgresiones." Isaías 53: 5, 1 Pedro 2:24, "Con este fin, es que Dios envió a Jesús a ser herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados, el castigo de nuestra paz fue puesto sobre Él, por su llaga fuimos curados". 

Actualidad Cristiana
Compartir