18/12/15 - Taryn Terrell es una ex luchadora profesional, también incursionó en el ámbito del modelaje, se la conoce con el apodo de "Tiffany", ella confesó recientemente a través de un video, su encuentro con Dios, y el cambio que se produjo en su vida.

El ex estrella de la WWE y ex modelo de la revista Playboy, dijo que finalmente su vida encontró la salvación y ahora está comenzando su andar personal con Jesús después de vivir por muchos años en un mundo lleno de tentaciones.

En un vídeo publicado en YouTube a finales de septiembre, hace referencia a la vida de pecado en la que se encontraba durante sus días mientras era parte de la WWE.

La mujer de 29 años de edad debutó en el ring para la promoción de lucha libre más grande del mundo en el año 2010. Sin embargo, su paso por la WWE fue interrumpido después de que fue liberada de su contrato tras un altercado doméstico con su ex esposo y compañero luchador Drew McIntyre, que llevó a su arresto, según  lo informa Christian Post.

Terrell dijo en el video que ella siempre se consideró a sí misma como una creyente en Dios y en el cielo, pero que nunca había abierto su corazón a Jesús porque realmente no comprendía lo que el cristianismo significaba.

Terrell había comenzado a asistir a la iglesia cuando vivía en Florida, antes de sus días con la WWE, pero su relación con Dios fue puesta en un segundo plano una vez que ella firmó un contrato con la WWE.

"Yo vivía en el pecado. Yo no era una buena persona. Puedo decir que estoy avergonzada de lo que yo estaba viviendo y de las decisiones que he tomado, y eso fue porque yo no conocía a Cristo".

"Muchas veces pensé, ¿Cómo puedo ser un cristiana?, ¿Cómo puedo ser aceptada por Dios?, he hecho cosas terribles. No he vivido como cristiana. Viví como una pecadora", continuó.

Terrell decidió abrazar un camino personal con el Señor en junio pasado y sintió la necesidad de compartir su historia con otras personas que podrían perderse en su caminar como cristianos.

"Lo que yo no entiendo de la salvación era que yo podía ser perdonada. Sinceramente, podía ser perdonada por todas las cosas malas que había hecho", dijo Terrell. 

La ex luchadora y modelo, abrió su corazón y expresó que desde el momento en que entregó su vida a Cristo, ella sintió que la salvación vino a su vida, ella sintió que entraría al reino de los cielos.


ActualidadCristiana.net
Compartir