14/12/15 - Un grupo mesiánico prominente de los Estados Unidos, ha respondido a la reciente afirmación del Vaticano de que Judíos no necesitan ser creyentes en Jesucristo para ser salvos, diciendo que el apóstol Pablo se habría "horrorizado" por la sugerencia, según informa Christian Post.

David Brickner, director ejecutivo de Judíos para Jesús, dijo en un comunicado la semana pasada que las sugerencias de la Comisión de la Santa Sede para las Relaciones Religiosas con Judíos son "Atroces, sobre todo viniendo de una institución que busca representar un número importante de cristianos en el mundo".

Señaló además que el título del documento, "Los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables", está tomado de las palabras de Pablo en Romanos 11:29, pero dijo que la cita del Nuevo Testamento no estaría de acuerdo en gran medida con la forma en que se han aplicado aquí.

Brickner dijo: "Creemos que el apóstol Pablo, cuyo nombre se invoca con frecuencia en el documento del Vaticano, se horrorizaría de acuerdo a las palabras con las que comenzó su carta en Romanos:" Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es el el poder de Dios que trae salvación a todo aquel que cree. primero al Judío, y luego a los gentiles".

La Comisión dio a conocer su documento el jueves pasado, en donde afirma que a pesar de que todas las personas necesitan a Cristo para ser salvo, no es un "misterio divino" en torno a cómo los creyentes judíos encajan en el plan.

"Que los Judíos son los participantes en la salvación de Dios es teológicamente incuestionable, pero cómo puede ser posible sin confesar a Cristo de manera explícita, es y sigue siendo un misterio divino insondable", el documento argumenta.

"Puesto que Dios nunca ha revocado su pacto con su pueblo Israel, no puede haber diferentes caminos o enfoques para la salvación de Dios", añadió, sin embargo.

"La teoría de que puede haber dos caminos diferentes a la salvación, el camino judío sin Cristo y el camino con el Cristo, a quienes los cristianos creen es Jesús de Nazaret, que, de hecho, pone en peligro los fundamentos de la fe cristiana".

Los teólogos detrás del documento, entre ellos el cardenal Kurt Koch y el P. Norbert Hofmann de la Comisión del Vaticano, también hablaron en contra de los esfuerzos misioneros cristianos para convertir Judíos, pero al mismo tiempo dijo que los cristianos están llamados a compartir su fe con otros.

En su respuesta, Brickner sugirió que el documento es un intento de "complacer" a los líderes de la comunidad judía.

"¿Cómo puede ignorar el Vaticano el hecho de que la Gran Comisión de Jesús es mandar que sus seguidores lleven el evangelio a todas las personas? preguntó.

"Si es así, necesitan que se les recuerde que primero recibieron el mensaje del evangelio de labios de Judíos que fueron para Jesús."

Judíos de Jesús, que tiene sucursales en 13 países y 25 ciudades, se describe a sí misma en su página web como "la más grande agencia misionera judía en el mundo y tiene, en su esencia, el objetivo de proclamar el mensaje de que Jesús es el Mesías y Salvador del mundo."

El National Catholic Register aclaró en un artículo, que el documento de la Comisión no lleva autoridad magisterial, pero ofrece una visión de las ideas actuales de la Iglesia Católica Romana.

El documento fue lanzado como parte de las conmemoraciones del quincuagésimo aniversario del decreto del Concilio Vaticano II Nostra Aetate, que trata de la relación del catolicismo con el judaísmo y otras religiones.

ActualidadCristiana.net
Compartir