16/12/15 - A medida que el Estado Islámico amenaza al mundo con actos impensables de violencia, aumenta la preocupación de muchos al considerar que podría deparar el futuro con estos actos terroristas a escala global.

Pero para entender su poder y tal vez incluso su mal, primero hay que mirar en las profundidades de la historia.

Según la BBC, el terrorista Abu Musab al-Zarqawi juró su lealtad a Osama Bin Laden y al-Qaeda en Irak en 2004. Después de su muerte en 2006, Al Qaeda creó el Estado islámico, y Abu Bakr al-Baghdadi se convirtió en su fuerza motriz.

Sin embargo, el rabino Jonathan Cahn dice que las raíces de ISIS se remontan mucho más allá, a la Biblia, según la publicación de Carisma.

"ISIS casi se podría decir..., es la real remanifestación de los antiguos asirios, quiero decir, por debajo de la tierra", dice Cahn. "Lo más seguro, incluso más que al-Qaeda, es que literalmente, tienen probablemente más pureza de la sangre de los asirios en ellos".

Los asirios eran especialistas en la mutilación, Cahn dice, con el fin de mostrar los cuerpos para que la gente se rinda a causa del temor.

"Eso es exactamente lo que hace ISIS".

Y hay más conexiones entre los antiguos asirios y los terroristas de hoy en día.

"Estas son, literalmente, una de las cosas más fuertes que están pasando y que van para mal", dice Cahn. "Hace un año, justamente, este grupo se hizo cargo de la ciudad de Mosul", que era el sitio bíblico de la ciudad de Nínive.


Jonathan Cahn, es un Rabino Judío Mesiánico, quién ha brindado un destacado y elocuente discurso el pasado 29 de Abril en el Capitolio de los Estados Unidos, en una reunión celebrada en la Sala Nacional del Capitolio, con motivo de conmemorar al primer presidente de los Estados Unidos George Washington, en particular por su fe cristiana.

Ante una gran afluencia de representantes del Congreso, líderes y destacadas personalidades estadounidenses, Cahn emitió un mensaje contundente dirigido hacia el liderazgo de su país. 

El Rabino ha dejado "perplejos" a los asistentes, en un discurso en donde puso en evidencia el abandono que existe de la nación hacia los principios bíblicos. 

Sin dudas este discurso manifiestó una verdad palpable no solo en la sociedad de EE. UU., si no en la de varias naciones que poco a poco parecen estar dándole la espalda a Dios.

Jonathan Cahn es nacido en el Estado de Nueva York, criado en un ambiente judío reformado, dejó sus convicciones religiosas cuando tenía 8 años y se hizo ateo. No pasó mucho tiempo en que inconforme con la idea atea, decidió adentrarse en la palabra de Dios, para finalmente a los 20 años aceptar a Jesucristo como el Mesías.
ActualidadCristiana.net
Compartir