Manny Pacquiao es un múltiple campeón mundial de boxeo en ocho divisiones diferentes, quién tras cosechar grandes sumas de dinero con sus logros deportivos, ha decidido utilizar una gran parte de sus ganancias para la gloria de Dios, regalando 150 viviendas a personas sin hogar.

Con sus 36 años de edad, el filipino invirtió de su propio dinero para abastecer a los hogares en la aldea de Bales, ciudad Maasim, donde se desempeña como miembro del Congreso.

"Doy gracias a Dios por lo que ha recibido hoy, todo es un regalo de Él", dijo Pacquiao en un informe publicado por PhilBoxing.com al destacar la obra perteneciente al proyecto que se conoce como "Pacman Village" que estará listo a principios del próximo mes de febrero. "Él me termina usando para ayudarles, tomen cuidado de estas propiedades y no las vendan".

Pacquiao se ha declarado hace un tiempo ya abiertamente como "cristiano", lleva claramente las palabras del corazón de Pablo en Hebreos 13:16, donde el apóstol escribe: "No os olvidéis de hacer el bien y de compartir lo que tienes, de tales sacrificios se agrada Dios".

En el futuro, Pacquiao planea construir un total de 600 viviendas: "Todavía hay un montón de espacios aquí donde podemos construir más casas que quiero alcanzar un total de 600 unidades de viviendas para dar cabida a más residentes sin hogar aquí", dijo a Philboxing .com.

En declaraciones a la cadena de noticias, Tino Alcalá, presidente de la aldea de Bales, elogió a Pacquiao por su generosidad y buena voluntad sin precedentes al sacrificar su propia comodidad para el beneficio de los necesitados.

"Este es el tipo de líder que buscamos. A diferencia de otros congresistas, que desaparecieron y ya no se podían ver después de la elección, Pacquiao está siempre allí cada vez que lo necesitamos", dijo Alcalá. "Pacquiao nos hace sentir que el gobierno está tomando cuidado de nosotros". 22/12/15

ActualidadCristiana.net
Compartir