14/12/15 - ISRAEL - Un trozo de arcilla de 1.000 años de antigüedad, es el nuevo hallazgo arqueológico que  puede cambiar los preparativos para la tan anhelada construcción del tercer Templo en Israel, tal como lo informa breakingisraelnews.com.

Este es el fragmento, que es un pedazo de una vasija, fue encontrada en excavaciones en el Monte del Templo. El trozo cuenta con una menorah, detalle que puede terminar con siglos de debate sobre el diseño original de la lámpara principal del templo.

Coincidiendo con la celebración de Hanukkah, cuando Judios de todo el mundo recuerdan la reconquista de su templo, se celebra el descubrimiento. Según los arqueólogos, el análisis del tipo de arcilla y textura del fragmento, parece que corresponde al dominio bizantino sobre el período de Jerusalén (324 a 640 dC).

Aunque el diseño de la menorá está incompleto, ya que es sólo un fragmento del original, los expertos creen que se trataba de una representación del Templo.

Este sencillo fragmento puede "arrojar luz sobre un viejo debate acerca de la aparición de la menorá que se encontraba en el Heikal (hall) del Primer y Segundo Templo", dice Zachi Dvira, co-fundador y director del Proyecto Tamizar [Pantalla del proyecto].

Este proyecto está coordinado por la Universidad de Bar-Ilan y la Ciudad de David Fundación. Desde 1999, se examina todo el material de más de 400 camiones de tierra extraídos del Monte del Templo, cerca de la ciudad vieja de Jerusalén.

¿Por qué es tan importante?

La descripción de la menorá se puede encontrar en el libro del Éxodo (25: 32-40). Aunque la Biblia instruye que los materiales deben ser utilizados, no se especifica la forma de la menorá. La versión más común de representación es con ramas curvas. Este, también, es el escudo nacional del Israel moderno.

El fragmento muestra claramente una menorá con ramas rectas. Su base sólo puede verse parcialmente, pero los arqueólogos creen que tenía tres patas (dos angulares y rectas).

El Instituto del Templo, institución religiosa dedicada a la preparación de la construcción del Tercer Templo ha producido más de 70 objetos sagrados, incluyendo piezas utilizadas en la adoración y las vestiduras del sumo sacerdote. Todo sigue estrictamente los informes de la Torá (Antiguo Testamento) y la tradición de los rabinos.



El objeto sagrado visto en la imagen de arriba, cuenta con cerca de 50 kg de oro, y se muestra públicamente cerca del Muro de las Lamentaciones. Su costo aproximado fue de $ 3,2 millones. Sin embargo, los tallos están curvados. 

En cuanto a los rabinos, para que los sacrificios hechos en el Tercer Templo tengan el valor, necesitan usar estrictamente utensilios del templo de Salomón. Hasta la fecha, ninguno de Instituto del Templo se manifestó en el hallazgo de esta semana. 

ActualidadCristiana.net
Compartir