12/12/15 - REINO UNIDO - Un predicador callejero en el Reino Unido, acusado de hacer comentarios "homofóbicos", quién fuera en primeras instancias condenado a pagar una multa por su discurso, ha quedado libre del cargo de causar "daño emocional", según lo informa Christian News.

Mike Overd, predica la palabra de Dios en las calles hace cinco años, el hombre fue acusado de hablar en contra de la homosexualidad y del Islam. Él fue juzgado por usar palabras amenazantes y abusivas y por delito de causa racial o religiosa, agravado por acoso, en virtud de la Ley de Orden Público.

En marzo, el juez Shamim Qureshi, un musulmán que también sirve como presidente en el Tribunal de Arbitraje musulmán basado en la ley islámica, declaró a Overd culpable de violar la Ley de Orden Público, por sus declaraciones a un hombre homosexual que se detuvo a hablar con él acerca de la sexualidad.

Qureshi expresó específicamente su preocupación de que Overd citó Levítico 12:13, que dice: si un hombre se acuesta con varón como él se acuesta con una mujer, ambos han cometido abominación. Ellos serán sin duda muertos; su sangre será sobre ellos. "Él dijo que el predicador debería haber elegido otro verso que fuera menos ofensivo".


Pero Overd dijo que él no citó la segunda mitad de la Escritura en el testimonio del hombre, y no cree que se le debe decir lo que puede y no puede citar de la Biblia.


"Yo no cité el texto completo de Levítico o hice referencia a la pena de muerte, pero el juez me dijo que debo utilizar otras partes de la Biblia", afirmó. "Esta no es la libertad de expresión, pero si es la censura. El juez está redactando la Biblia", dijo el hombre.

Overd fue multado con 1.400 libras esterlinas, el equivalente de aproximadamente $ 2,090 dólares. El predicador inicialmente se resistió a la multa, pero luego fue amenazado con la cárcel si no cumplía.

Los abogados de Overd apelaron, y el jueves, el juez de circuito David Ticehurst revocó la condena por falta de pruebas de la fiscalía.

"Hoy el tribunal se enfrenta a la situación absurda de un testigo diciéndole al juez que ni siquiera podía recordar lo que había dicho, pero simplemente afirmando que era "homofóbico", como si la mera afirmación de que algo es "homofóbico" es suficiente para restringir la libertad de expresión ", dijo Overd en un comunicado.

"El dogma altamente politizado de 'fobias' ahora demasiado a menudo resulta en cargos falsos y acciones legales", continuó. "Hay un efecto escalofriante".

Overd dice que está motivado por el amor, no tiene odio cuando predica el evangelio en las calles, pero que la verdad sobre el pecado todavía debe ser descrita y compartida como todo el consejo de Dios.

"Mi motivación en toda mi predicación es compartir el mensaje de amor y perdón de Dios a través de Jesucristo. Para ello tengo que hablar de la realidad de la vida, incluyendo nuestros pecados", dijo. 

ActualidadCristiana.net
Compartir