17/12/15 - Un pastor canadiense que se ha enjuiciando en Corea del Norte desde febrero por el cargo de "delitos contra el Estado", fue condenado a trabajos forzados a perpetuidad.

Hyeon Soo Lim, el pastor principal de uno de las iglesias más grandes de Toronto, ha sido acusado de intentar derrocar al gobierno de Corea del Norte, además de unirse a Estados Unidos y Corea del Sur para fomentar informaciones y propaganda contra Corea del Norte.

Según indicó este miércoles la agencia oficial Xinhua, Lim confesó confesó que ayudó a personas a que abandonen Corea del Norte a principios de este año. También se habría reunido con el embajador de Estados Unidos en Mongolia para discutir sus planes.


En una conferencia, Lim dijo que viajó a Corea del Norte en un esfuerzo por derrotar el régimen socialista del país "con el amor de Dios". Lim, un ciudadano canadiense había visitado el país más de 100 veces desde 1997 y estableció un orfanato y una sala de primeros auxilios.

A Lim se le dictó la sentencia de trabajos forzados en Pyongyang el miércoles 16 de diciembre.
Anteriormente, el misionero coreano-americano Kenneth Bae fue condenado a 15 años de trabajos forzados en Corea del Norte. Bae fue puesto en libertad después de cumplir dos años de su condena.


Lim es ahora el único ciudadano occidental conocido, que se encuentra condenado en el país.

Canadá se declaró "consternada" tras la condena del pastor canadiense Hyeon Soo Lim a una pena de cadena perpetua con trabajos forzados en Corea del Norte.

ActualidadCristiana.net
Compartir