19/12/15 - EE.UU. - Un misterioso llamado telefónico a principios de esta semana, advirtió a una organización de niños de Texas llamada "Inicio", que debían inspeccionar un pesebre.

La gran sorpresa fue que bajo la representación del bebé nacido, El Salvador, una mujer perteneciente a la organización dedicada al servicio de los niños, encontró un regalo: un cheque de $ 50,000 dada por un donante anónimo, tal como lo informa Charisma News.

"Un regalo como este es inspirador y cuando nuestros hijos ven la generosidad de esta manera, los inspira a servir a los demás", dice el presidente de "Inicio", Darrin Murphy. "Un regalo como este nos ayuda a ser capaces de continuar proporcionando las necesidades básicas de nuestros pequeños".

La organización se encuentra en la calle Bowie al 3400, lo que provocó que algunos medios de comunicación llamaran este hecho como "El Milagro de la calle 34", como un guiño a los clásicos de Navidad.

Según su sitio web, la organización sirve a las necesidades de los niños que de otra manera no podrían ser suplidas. Ellos trabajan con niños de 5 años de edad que provienen de familias con conflictos, enviados por el sistema judicial.

"Cada uno de nuestros hogares utiliza probados métodos apropiados que enseñan las habilidades necesarias para una vida exitosa de los niños. Los modales en la mesa, para entrevistas de trabajo, para la construcción de relaciones saludables, estos programas apoyan nuestra misión", dice el sitio web. "Sin embargo, el corazón de cada hogar y el campus, es el amor constante y la compasión proporcionada por nuestras parejas. Las enseñanzas de los Asistentes está centrada en los valores de Cristo".

ActualidadCristiana.net
Compartir