05/01/16 - Irlanda del Norte - Un pastor en Irlanda del Norte que fue procesado por un crimen de odio, por denunciar a la religión islámica durante un sermón, ha sido declarado no culpable de los dos cargos presentados por la fiscalía.

El Pastor James McConnell, de 78 años, lider de la Iglesia Metropolitana Whitewell en el norte de Belfast, planteó el tema del Islam durante un sermón en una tarde de mayo de 2014. Durante el mensaje, McConnell denunció a la religión y dijo que el contraste entre el Islam y el cristianismo es muy grande.

"El Dios que adoran y sirven no es el verdadero Dios", proclamó, según un vídeo del sermón. "El dios musulmán -Allah- es una deidad pagana. Alá es una cruel deidad. Alá es una deidad demoníaca", dijo McConnell.

El Pastor también emitió criticas al gobierno británico por tratar de apaciguar a los musulmanes financieramente, diciendo que el Islam es "satánico" y "una doctrina del Infierno". También señaló que los cristianos de todo el mundo son perseguidos por su fe por los "adoradores fanáticos" de Alá.

De acuerdo con el Belfast Telegraph, las declaraciones de McConnell se inspiraron en la difícil situación de Meriam Ibrahim, una mujer sudanesa que fue sentenciada a la horca tras ser declarada culpable de apostasía por negarse a rechazar su fe y convertirse al Islam.

Sin embargo, tras el sermón de McConnell, el Servicio de Policía de Irlanda del Norte investigó al predicador por las denuncias de un crimen de odio en virtud de la Ley de Comunicaciones de 2003. 

El Primer Viceministro de Irlanda del Norte Martin McGuinness describió los comentarios del predicador como de "odio" y dijo que las declaraciones anti-musulmanes "deben ser condenadas en los términos más enérgicos posibles".

John McCreedy, pastor asistente en la Iglesia Metropolitana Whitewell, también pronto renunció a su cargo porque McConnell no quería retractarse de sus declaraciones. McConnell se disculpó por cualquier ofensa que pudo haber causado, pero no iba a retractarse de sus sentimientos.

McConnell Fue acusado oficialmente por el uso indebido de una red pública de comunicaciones electrónicas y por hacer un mensaje sumamente ofensivo para ser transmitido a través de dicha red, ya que el sermón fue transmitido en línea.

El martes pasado, el juez Liam McNally declaró a McConnell no culpable de ambos cargos, afirmando que si bien las declaraciones del pastor podrían considerarse ofensivas, no llegan al nivel de delito grave. 

ActualidadCristiana.net
Compartir