04/02/16 - Informes de la Folha de Sao Paulo y la revista Temporada, mostraron esta semana como el número de abortos en Brasil está aumentando drásticamente por los temores a la microcefalia.

El virus Zika aún no ha demostrado ser el causante directo de la microcefalia. Aún así, la médica obstetra brasileña Suzanne Serruya - responsable del área que estudia el tema dentro de la Organización Mundial de la Salud (OMS) - defiende el "aborto preventivo".

Dice que quiere promover, entre los gobiernos y los organismos multinacionales, el desarrollo de una investigación y con el fin de tomar medidas políticas públicas adecuadas para combatir el Zika.

La mujer declaró: "Los casos de Zika impulsarán el debate sobre los derechos reproductivos. La interrupción del embarazo, en cualquier situación, es la decisión de una mujer". 

La alarma está encendida en el país, y cada vez serían más las mujeres que deciden interrumpir sus embarazos ante la posibilidad de que sus hijos nazcan con microcefalia

La situación en Brasil es muy preocupante, actualmente es el país que más casos del virus del zika registra y por lo menos a corto plazo no se esperan cambios favorables.

El problema más importante que presenta el Zika no son tanto los síntomas que padece la persona que lo sufre, sino lo que ocurre con las embarazadas, pues aunque aún la Organización Mundial de la Salud no pudo confirmar que el virus sea causante del nacimiento de bebés con microcefalia, la mayoría de los especialistas creen que una cosa causa la otra.

La OMS, informó que el virus se encuentra presente ya en 24 países, siendo Brasil el más afectado por la epidemia, en donde se han registrado un millón y medio de casos y existen 4.180 bebés nacidos con microcefalia.

Por su parte, la periodista brasileña Ana Carolina Cáceres de 24 años, mostró su rechazo al aborto, ella nació con microcefalia y afirma que es "un mujer plena y felíz", a pesar de las dificultades.



“Crecí, fui a la escuela, me gradué y entré a la universidad. Ahora soy periodista y escribo en un blog”, añadió.


La joven aseguró que desea “ser una portavoz de la microcefalia”, y que como un proyecto de fin de curso en la universidad escribió “un libro sobre mi vida y la de otras cinco personas con este síndrome”.

Compartir