13/02/16 - El gobierno chino ha dejado en libertad al pastor Huang Yizi, quien permaneció cinco meses en un lugar secreto conocido como "la cárcel negra".

En septiembre pasado, Huang fue detenido y encarcelado bajo el cargo de "poner en peligro la seguridad nacional".

El pastor Huang, lidera una iglesia en la provincia de Zhejiang, donde las autoridades gubernamentales han derribado cruces entre más de 1.700 iglesias.


Huang previamente estuvo un año en prisión por liderar una protesta -vigilia de oración- contra la demolición de cruces.

Bob Fu, de China Aid, dice que el pastor Huang está pálido y más delgado después de pasar cinco meses en prisión.

La cárcel negra no tiene estatus legal en China, y es una instalación secreta donde la tortura es común.

Fuente: www.cbn.com/mundocristiano
Compartir