15/02/16 - Tyler Connell con el Proyecto ekballo, ha estado de gira por los campus universitarios alrededor de los EE.UU., mostrando el intercambio de noticias con videos de su más reciente viaje a Oriente Medio, donde se documentó un movimiento dramático de Dios entre los musulmanes, en particular con los refugiados, según la información del portal Charisma News.

En los últimos meses, él y su equipo visitaron la Universidad de Harvard, MIT, del Estado de Iowa, de Clemson, y la Universidad de Georgia, entre otros campus. "En cada parada vimos la presencia de Jesús en estos recintos universitarios y su toque a los estudiantes, con sus órganos curados, las almas salvadas, y las personas que dan sus vidas para servir en el campo de la misión", exclama Connell.


Una de las historias más impresionantes, narra a un joven misionero llamado Daniel (cuyo nombre ha sido cambiado por razones de seguridad), de 24 años, originario de Vermont. Hace dos años, Daniel se trasladó a Oriente Medio para trabajar con los refugiados sirios.

"Ellos van de casa en casa y visitan a estas familias musulmanas, y luego de sentarse con ellos y hablar, conocen sus nombres y sus historias, esto les apasiona. A medida que la confianza se construye, comienzan a abrirse sobre el Evangelio".

Una tarde, Daniel entró en una tienda de campaña blanca con una familia de ocho personas en su interior. "Hola, soy Daniel y yo estoy aquí para hablarles de Jesús", anunció.

No estaba preparado para su reacción. "La familia se asustó, se miraron el uno al otro, casi se volvieron pálidos. El padre estaba emocionado, gritando".

¿Qué está pasando? Daniel se preguntó.

El intérprete explicó que la noche antes de la visita de Daniel, toda la familia estaba sentada en su tienda de campaña y un hombre vestido de blanco abrió la puerta de su tienda y se paró a la entrada. El hombre estaba radiante.

"Hola, mi nombre es Jesús y yo enviaré a un hombre llamado Daniel mañana para brindarle más información acerca de mí", luego desapareció.

Así que cuando Daniel llegó a su puerta y les dijo su nombre, ellos estaban completamente quebrantados. "Ellos le pidieron que les contara más acerca de Jesús y entonces entregaron sus vidas al Evangelio junto a toda la familia le dieron sus vidas a Jesús," informa Connell.

El padre había sido parte del Ejército Libre de Siria. "Había conocido el derramamiento de sangre. Era un musulmán devoto. Este hombre y su familia ahora están plantando iglesias subterráneas y están viendo una cosecha entre los musulmanes".


Compartir