01/02/16 - Más de 30 mil judíos de todo el mundo emigraron a Israel durante el pasado 2015, lo que supone un récord en esta última década. Algo que los expertos atribuyen a un incremento en los actos de antisemitismo en países europeos.

Se trata de datos difundidos por el Ministerio de Inmigración y por la Agencia Judía sobre judíos o personas de ascendencia judía que se han asentado en Israel, un 10 por ciento más que el año anterior y cifra récord desde 2003.

La legislación israelí establece que cualquier persona con al menos un abuelo judío pueda acogerse a la llamada Ley del Retorno, aprobada hace más de cinco décadas para alentar la emigración de judíos a Israel.

El mayor número de emigrantes, unos 7.900, llegó desde Francia.

Expertos de ambos organismos atribuyen este crecimiento a la ola de terrorismo en Francia en los últimos años, que han tenido como blanco varios objetivos judíos, entre ellos una escuela de Toulouse en 2012 y un supermercado de París, en enero de 2015.

El segundo país que más emigrantes ha aportado a Israel es Ucrania, unos 7.000, y en tercer lugar aparece Rusia, con 6.600.

Esta inmigración es un cumplimiento bíblico, los profetas del Antiguo Testamento hablaban del día cuando los judíos regresarían a Israel desde las cuatro esquinas de la Tierra, y ahora se está cumpliendo más que nunca.

Fuente: CBN 
Compartir