05/02/16 - REINO UNIDO - Un nuevo estudio elaborado por la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés) del Reino Unido, ha dado como resultado, que las personas creyentes son más felices que las personas ateas.

El estudio llamado “Midiendo el Bienestar Nacional", ha declarado que en general, las personas de todas las creencias religiosas suelen se más felices que aquellos que no siguen una religión.

Según la encuesta, el nivel de satisfacción de los británicos está en 7,53 puntos sobre 10 con respecto a su felicidad. Pero en el caso de personas que no tienen religión, su felicidad disminuye de 7,22 sobre 10. 

Otro dato que arrojó el estudio, es que los que no tienen creencias religiosas, pueden tener más baja su autoestima teniendo un menor nivel de satisfacción con la vida, comparada con las de los creyentes. También con respecto a los niveles de ansiedad, las puntuaciones se invertían, dando como resultado que los creyentes mostraban menos ansiedad que los ateos.
Compartir