11/04/16 - www.actualidadcristiana.net - PAKISTÁN - Una niña cristiana paquistaní logró escapar del cautiverio al que la sometió la agrupación terrorista ISIS. Durante su captura, ella fue víctima de  torturas y violaciones, con el fin de obligarla a convertirse al Islam. Ella ha compartido cómo a pesar de los durísimos momentos que tuvo que soportar, no perdió su fe en Jesucristo a lo largo de la terrible experiencia. 

Ahora de 15 años, Komal fue secuestrada por militantes islámicos del Isis el año pasado. "Estaba durmiendo junto con mi madre en una cama individual, cuando ocurrió un corte de energía en el patio de la casa", dijo a International Christian Concern (ICC).

"Alrededor de la medianoche, cinco hombres armados con máscaras avanzaron trepando sobre la pared de los muros y entraron a nuestra casa. Los hombres armados golpearon brutalmente a toda la familia y los amenazaron que le harían cosas graves si gritaban pidiendo ayuda", recordó. - www.actualidadcristiana.net -

Komal continuó: "Entonces, los secuestradores me arrastraron del regazo de mi madre a su coche en la calle, me cubrieron mis ojos y la boca con un trozo de tela y me llevaron a un lugar desconocido, donde cinco de ellos me violaron por turnos". 

En los próximos meses, Komal sufrió de abusos implacables a manos de los militantes. "La quema de mis partes femeninas con los cigarrillos era un ejercicio de rutina para ellos", dijo. "Casi por dos meses me golpearon todos los días por nada y no me daban suficiente comida para mantenerme". 

Lo que es peor - www.actualidadcristiana.net - Komal, se vio obligada a cambiar legalmente su religión del cristianismo al Islam y a casarse con uno de sus captores con documentos falsificados que afirmaban que tenía 18 años. 

"Después de casi dos meses de tratamiento inhumano y la humillación, me llevaron a la corte y me obligaron a poner mi huella del pulgar en un documento que me declaró la esposa de un musulmán", dijo. - www.actualidadcristiana.net -

"No quería que esto suceda, sin embargo, no tenía otra opción, ya que amenazaban con matar a mis padres si no obedecía. Por lo tanto, a la fuerza me casaron con un musulmán y me convirtieron al Islam, recuerda la joven. "Mi nuevo marido, que continuó violándome los próximos dos meses, luego se trasladó a otra ciudad. Este hombre ya tenía dos esposas en su casa". 

Su nuevo marido, obligaba a Komal para que se convirtiese en una prostituta, lo que ella describió como la peor agonía de todas: "Me sentí como morir todos los días..., me había convertido en una prostituta forzada, incluso contrató a una mujer para que me vigilase casi todo el día". 

A pesar del tremendo momento, Komal se mantuvo firme en su fe en Jesucristo a lo largo de toda la prueba, creyendo que iba a ser fiel y a rescatarla de su dolor. 


"Tenía fe en que Jesús me sacaría de ese infierno", dijo a la CPI. Milagrosamente, en febrero, a Komal se le presentó la oportunidad perfecta para escapar. 

"Antes de la salida del sol, me las arreglé para escaparme de la casa a una zona urbana después de caminar alrededor de cinco horas. Pedí dinero a la gente de allí para cubrir un billete de autobús y pude llegar a mi casa después de la puesta del sol en el mismo día", ella dijo. 

Hoy en día, Komal se mantiene sin ira o resentimiento en contra de los que la dañaron. En cambio, ella se siente abrumada de gratitud por el que la salvó. - www.actualidadcristiana.net -

"Estoy agradecida por la misericordia y el milagro de reencontrarme a mis padres ahora. No podía dejar de llorar cuando me abracé a mis padres y familia por primera vez", dijo. "Es difícil imaginar la situación dolorosa que yo y mis padres experimentamos. Fue como levantarse de entre los muertos.

Komal regresó a su casa con un embarazo de 5 meses, y a pesar de su alegría, se encuentra confundida por la situación del pequeño a nacer.
Compartir