13/06/16 - En los museos alrededor del mundo usted puede encontrar famosas obras de arte que representan escenas de la Biblia. Pero, en Jerusalén, una artista recientemente completó una tarea de enormes proporciones. Luego de seis años ella pintó la Biblia entera. De Génesis a Apocalipsis. Ella lo llama “El mural de la vida”.

Este proyecto podría extenderse más que un campo de fútbol y va de Génesis a Apocalipsis, con escenas como la de Moisés dividiendo el mar rojo.


“He sido probablemente más cambiada por pintar este mural que por cualquier otra cosa”, dice la artista Patricia Solveson.

Le tomó seis años a Patricia Solveson finalizar lo que ella considera es el trabajo de su vida, dedicado para honrar la Biblia.

“Estaba muy aliviada, muy aliviada. Pero, sentí su corazón. Sentí la alegría del corazón del Señor. Pues sabe que es su lugar y que su mensaje puede salir en un lugar donde las Buenas Nuevas están siendo sofocadas, seriamente sofocadas. Aquí están los muros gritando su nombre”, indica Solveson. Sin embargo, eso no fue fácil.

“Un trabajo vasto. Fue simplemente abrumador, muchas, muchas veces. Pero después vendrían y serían tan tocados y serían revividos de nuevo para seguir adelante”, comenta Patricia Solveson.
Solvenson terminó el mural con el auspicio de la Iglesia Alianza en Tierra Santa, quienes sostuvieron un servicio de dedicación por el trabajo.

“Pienso que el mural es solo una bella representación de nuestra fe, esperanza e historia”, dice Marshall Mullinax, de Centro Cristiano Alianza.

El mural se extiende alrededor de las paredes del cementerio de la Iglesia Alianza, en la colonia alemana de Jerusalén. Algunos pueden pensar que es extraño que este arte rodee un cementerio.
“Tal vez una de las plataformas evangelísticas menos esperadas en el mundo, un cementerio. Pero somos uno de los pocos grupos de personas que actualmente no tienen disturbios en cementerios. Debido a que nuestra esperanza, nuestra vida, nuestra historia no termina con la tumba, somos personas que podemos caminar sin temor, porque sabemos que la muerte ha sido conquistada. Sabemos que esto es una parada en la historia, pero no es el fin de la historia”, comenta Mullinax.
El cementerio es ahora una de los sitios oficiales de Ministerio de Turismo, pues goza de una rica herencia e historia.

“Los creyentes que por resultado, son enterrados aquí, han contribuido a la creación y desarrollo del Estado de Israel. Sacrificándose de muchas maneras y viviendo vidas en sacrificio para el Señor Jesucristo”, dice Roger L’Bell, ex director Iglesia Alianza de Tierra Santa.

“Es grandioso tener este lugar dedicado y sobre todo poner este mural en la pared donde se habla de la historia de Dios a través de toda la historia y especialmente, la historia de salvación para toda la humanidad”, comenta Jack Sara, pastor de la Iglesia Alianza.


“El mural en sí es simplemente precioso, y los colores, vibrantes… Las pinturas de la historia realmente conducen a meditar… especialmente el final con el regreso de Jesús y el León y el Cordero… Sí, es realmente asombroso”, indica Justina Steiner.

Solveson llama a este estilo de arte, realismo impresionista. ¿Su escena favorita? La resurrección.
“Debido a María, ella pensó que su tumba era el jardinero y ella dijo: – ¿dónde han puesto su cuerpo? – Y Él dijo su nombre, y ella tenía una relación de amor con Él. Ese es el tipo de relación que yo tengo con Él. Pero también amo la escena con el Cordero, porque no es una escena tradicional. Es una escena con el Cordero de la Pascua como cuando Juan el Bautista dijo ‘He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo…’”, comenta Solveson.

Patricia Solveson encontró la inspiración de su propia vida transformada por medio de la Biblia. “La inspiración es una palabra de cuatro letras: AMOR. Se debe a que el Señor hizo por mí, lo que no podría hacer por mí misma. Me sacó de ese hoyo. Puso un canto en mi boca, un pincel en mi mano y dijo: ‘vivirás’. Es realmente una historia de amor para todas las personas, de todas partes del mundo”, concluye Solveson.

Fuente: CBN
Compartir