14/06/16 - www.actualidadcristiana.net - Una congregación Bautista del Sur, que se encuentra a poca distancia de la discoteca gay, donde al menos 49 personas murieron la madrugada del domingo pasado, es uno de muchos en la comunidad que está ayudando a las víctimas de la masacre y a sus familias.


La congregación de 1,900 miembros, comenzó el servicio de adoración del domingo "con la oración por las familias de las víctimas, los organismos encargados de hacer cumplir la ley y por los que brindan auxilio", dijo el Pastor Peeples a The Christian Post, quien hizo hincapié en que el enfoque de su iglesia es "en compartir el amor de Dios a través de Jesucristo a aquellos que están sufriendo".

"Se anunció en nuestro servicio que se necesitaba sangre, por lo que se animó a nuestros miembros a donar sangre y muchos lo hicieron. Estamos investigando maneras en que podemos servir a los diversos grupos afectados por esta tragedia", explicó. 



"Honestamente, estamos un poco abrumados! Sabemos que hay y habrá muchas necesidades y estamos orando para encontrar la mejor manera de satisfacer algunas de esas necesidades", dijo el Pastor.
Compartir