www.actualidadcristiana.ent - Los pequeños pueblos que rodean la región montañosa de West Virginia, en los Estados Unidos, han experimentado un renacimiento que llevó a unas 4.000 personas a Jesucristo dentro de ocho semanas.


Según la pareja Ralph y Elizabeth Pyszkowski, que trabajan en la Iglesia regional de Dios en Williamson, el mover de Dios ha reflejado un cambio intenso en las personas, especialmente entre los jóvenes.

"En la escuela secundaria del condado de Logan, un joven sobreviviente del cáncer fue llevado por el Espíritu Santo a hablar a sus compañeros en el pasillo del edificio. La sala estaba repleta de estudiantes que escucharon el mensaje, y algunos incluso tomaron la decisión de seguir a Cristo" según informó el diario Daily News Williamson.

"Más de 150 estudiantes se entregaron en una sola escuela. Parece que hay un movimiento general en el sur de Virginia Occidental, e incluso en algunas escuelas de Kentucky. Esto sólo puede significar que Dios todavía responde a las oraciones y tiene un plan para nuestra región", dijeron.


La pareja relaciona la obra de Dios a 2 de Crónicas 7:14 que dice: "Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, la escuchará el cielo, perdonaré su pecado y sanaré su tierra".

"El verdadero avivamiento sucede cuando los adictos abandonan sus vicios. Es cuando las iglesias dejan de competir y empiezan a trabajar juntos para construir el reino de los cielos. Más importante aún, es cuando un alma perdida encuentra su propósito en un Dios omnipotente y amoroso. Si quieres ver a Dios moverse en su vida y en el vecindario, siga los pasos de 2 Crónicas", dijeron. 24/06/16 - www.actualidadcristiana.net
Compartir