01/06/16 - www.actualidadcristiana.net - La mitad de los pastores protestantes dicen que sus colegas deben retirarse del púlpito durante un tiempo si se les acusa de mala conducta. La mayoría dice que estas acusaciones se deben mantener de forma confidencial hasta que se demuestre. Y pocos piensan que los pastores que cometen adulterio deben ser prohibidos permanentemente del ministerio.


Estos son algunos de los resultados de una nueva encuesta telefónica hecha a 1.000 pastores principales protestantes, por LifeWay Research con sede en Nashville.

"Los pastores creen que los líderes de la iglesia deben mantenerse a un alto nivel", dijo Ed Stetzer, director ejecutivo de LifeWay Research. "Ellos también quieren protegerse contra las acusaciones que podrían ser falsas".

LifeWay Research realizó a los pastores cuatro preguntas acerca de cómo manejar las acusaciones de mala conducta. - www.actualidadcristiana.net - Entre ellos si un pastor debe retirarse de la iglesia durante una investigación; cuándo, cómo y si la congregación debe ser informada sobre alegaciones de mala conducta; y si un pastor que comete adulterio puede regresar al púlpito.


No hay consenso acerca de los pastores que hayan cometido adulterio




Los pastores están divididos sobre cuánto tiempo un predicador debería renunciar del ministerio público después de tener una aventura.

Uno de cada 4 (24 por ciento), apoya una retirada permanente del ministerio público. Un número similar (25 por ciento) no está seguro. Alrededor de un tercio (31 por ciento), dicen que un pastor debe renunciar entre tres meses y un año.

"La Escritura dice que los pastores deben ser irreprochables" dijo Stetzer. "Así que no es sorprendente que algunos quieren ver a pastores que han caídos, les sea prohibido el ministerio. Aún así, los pastores son también personas que hablan de perdón con regularidad y, en general, quieren ver a los que caen tener una oportunidad en la restauración". - www.actualidadcristiana.net -
Compartir