www.actualidadcristiana.net - El nadador estadounidense Michael Phelps, es el atleta olímpico más ganador de todos los tiempos, hoy haciendo historia nuevamente en las olimpíadas de Brasil. El deportista reveló recientemente que sufrió una crisis de identidad hace dos años, lo que le llevó a considerar poner fin a su vida, pero fue a través de un libro de la Iglesia Saddleback del pastor Rick Warren “Una Vida con Propósito”, lo que le dio nuevamente esperanza.

ESPN reportó que Phelps estaba “luchando para averiguar quién era fuera de la piscina” en 2014, situación que le llevó a beber en exceso y a preguntarse si su vida valía la pena vivirla.

“Pensé que el mundo sólo sería mejor sin mí”, admitió Phelps. “Me di cuenta de que era lo mejor que podía hacer, pensaba en terminar con mi vida”.


Phelps encontró esperanza en octubre de 2015, cuando entró en los prados, para el tratamiento de la adicción psicológica en el centro de Arizona.

Allí, Phelps leyó el bestseller de Warren Una vida con propósito, lo que le dio tanto ánimo que fue apodado “Predicador Mike” por sus compañeros también pacientes, ya que a menudo les compartía a los mismos textos del libro.

Phelps le da créditos al libro de R. Warren, que ha sido de de edificación para su vida:

“Me ha hecho volver a creer que hay un poder más grande que yo, y que hay un propósito para mí en este planeta… Me ayudó cuando yo estaba en un lugar en el que necesitaba más ayuda”, dijo. 10/08/16
Compartir