www.actualidadcristiana.net - El atleta jamaiquino sigue haciendo historia, ahora en los Juego Olímpicos de Brasil Usain Bolt ganó nuevamente el oro en los 100 metros con un tiempo de 9,81 segundos. Más allá de sus grandes éxitos deportivos, el hombre hizo un especial reconocimiento a Dios, "nada sería posible sin Dios" dijo.

Desde niño, fue llamativo su crecimiento corporal, algo que convinado con una alimentación desiquilibrada, le causó que sufriera una escoliosis (desviación de la columna); pero a pesar de esto, corría tan veloz como un galgo. Su tratamiento recién comenzó cuando tenía 15 años, tiempo en el que asomaba para ser un deportista de alto nivel.

Hoy Usain Bolt, se ha convertido en el hombre más rápido del mundo, el atleta ha confesado ser un cristiano devoto.

Bolt suele tener en su atuendo referencias a su fe, con versos que dicen "cree en la Biblia, honra a Dios, Jesús, la adoración cristiana". 

En Twitter, Bolt declaró: "Con Dios todo es posible ..."

El velocista, que cumple 30 años este domingo 21 de agosto, tiene además una Fundación que lleva su nombre, iniciativa que busca crear oportunidades a través de la educación y el desarrollo cultural para un cambio positivo en la juventud. La organización tiene como objetivo ayudar a los niños de familias pobres a "realizar sus sueños". 16/08/16 - www.actualdiadcristiana.net
Compartir