El activista norteamericano Viktor Zimmerman, líder de la organización separatista Fundación Gay Interna, tiene un plan para solucionar la discriminación para personas con tendencia homosexual. Él cree que una nueva nación servirá para que las leyes respeten la diversidad.

Afirma haber hecho un estudio del derecho internacional y cree que la idea sería factible porque hay precedentes como la independencia de Israel, visto por él como una manera de recoger una minoría perseguida. También se menciona la creación del Estado del Vaticano.


En una entrevista a la página web de la revista Vice, Inglaterra, Viktor justifica la necesidad de un país sólo para las personas LGBT: "Necesitamos un centro cultural y político, en el que podemos desarrollar nuevas formas de vida gay que son más apropiadas a nuestra naturaleza. Gays juntos en un ambiente creativo y dará a conocer una tremenda energía".

También sostiene que la aparición de ese país podría atraer a "miles de artistas, escritores, escultores, cineastas y compositores". Hacer planes para el fin de lo que él llama "hetero opresión cultural".

Su deseo es establecer un territorio en una región templada con una costa de mar, en América Latina o el Sudeste de Asia. Se hace hincapié en que la idea de una construcción marina artificial, no se descarta, haciendo hincapié en que Peter Thiel, co-fundador de PayPal es homosexual y financia el Instituto Seasteading, que realiza estudios sobre el tema. 19/09/16
Compartir