Le cortaron sus dedos en un brutal ataque


24/08/17 - El pastor Luke lidera una iglesia de unos 150 miembros en el estado de Kachin (Myanmar). Normalmente, él no frecuenta la calle por la noche, pero en cierta ocasión estaba organizando reuniones de oración para pastores e iglesias para unirse en el área.

En el camino a casa, dos motocicletas empezaron a seguirlo. Cada moto cargaba a tres hombres jóvenes, una visión relativamente común en aquel país.

"Una de las motos surgió e intentó empujarlo fuera del camino", cuenta el Pastor Jim Davis, fundador del Entrenamiento Pastoral de Asia. "Entonces bloquearon la carretera y le forzaron a parar y bajar de la moto en la que estaba".

"Yo soy pastor y no tengo dinero", dijo Luke a los hombres, pero ellos no oyeron.

Los seis jóvenes derribaron al pastor Luke y luego usaron un hacha para cortar tres de sus dedos en la mano derecha.

"Ellos robaron su moto y lo dejaron sangrando y sufriendo", agregó el pastor Jim.

Más tarde, el pastor Luke logró caminar hacia una casa donde las personas le ayudaron y lo llevaron a un hospital.

"Cinco de los agresores fueron atrapados mientras ellos continuaron cometiendo crímenes en las cercanías. En la audiencia del tribunal, el pastor Luke levantó la mano y mostró a la corte las marcas de la agresión de aquella noche", dijo Jim.

Entonces el pastor Luke hizo algo que, por más difícil que parezca, fue inspirado en el ejemplo de Jesús.

"Él le dijo a la corte y a los agresores que él los perdonaba. Él les entregó folletos evangélicos en birmano y ahora está recaudando dinero para comprar Biblias para que aquellos hombres puedan leer la Palabra de Dios y tengan sus vidas cambiadas en Cristo", Contó el Pastor Jim.


"Estoy triste de decir que su dedo índice [que quedó de la mano derecha] se ha dañado y permanentemente curvado, lo que le impide escribir y ahora está aprendiendo a escribir con la mano izquierda." El pastor Luke nunca recuperó su motocicleta.

El pastor Davis trabajó en toda Asia durante muchos años y entrenó a muchos líderes cristianos.

"Yo he visto todo tipo de ministros y considero que el pastor Luke es uno de los buenos líderes cristianos que conozco, ama al Señor y está totalmente dedicado a su obra, es humilde... ", explicó.

Incluso después del ataque y las heridas, el pastor Luke aún continuó organizando el Seminario de Entrenamiento Pastoral de Asia, en Kachin, que tuvo lugar recientemente.

"Los pastores y líderes de la iglesia se sintieron agradecidos por completar todas sus atribuciones", contó el Pastor Davis. "Los pastores vinieron de varios grupos tribales diferentes. Es siempre notable ver la atención de los participantes, incluso con las condiciones climáticas desfavorables". Con información de God Reports

Compartir