12/09/17 - El medio noticioso USA Today, está reportando sobre la importante ayuda de los diferentes credos para re-estructurar las condiciones de vida luego del paso del huracán Irma.

Las organizaciones de denominación cristiana, están enviando a voluntarios entrenados para ayudar a las familias que quedaron en situación de calle. Con la asistencia de FEMA, un programa de ayuda estatal, y UMCOR quién también capacita a otras organizaciones sin fines de lucro para que envíen a sus propios administradores de casos a la zona de desastre, se están formando equipos de rescate.


En un desastre, las iglesias no sólo recaudan dinero o recogen ropa para enviar a las víctimas, las organizaciones religiosas son socios integrales en los esfuerzos estatales y federales de socorro en casos de desastre. Tienen papeles específicos y una sofisticada red de comunicación y coordinación para asegurarse de que sus esfuerzos no se superponen ni entren en el camino de los demás. 

El Convoy de la Esperanza, una organización cristiana no-denominacional, se especializa en la alimentación.  Antes de que el huracán Irma llegara a tierra firme en Florida, el convoy de Springfield, Missouri, tenía tres camiones remolcados con provisiones de alimentos, agua y sanitarios estacionados en el estado esperando para desplegarse en las zonas más afectadas, dijo el portavoz Jeff Nene. 

En los desastres mayores, la organización establecerá estaciones de alimentación, a veces a petición de FEMA e incluso utilizando alimentos y equipo proporcionado por el gobierno.

Compartir