26/08/18 - La policía encubierta y funcionarios del gobierno chino arrestaron violentamente a fieles cristianos después de entrar en una iglesia en la provincia de Henan en medio de una actual represión de la religión en el país comunista.

ChinaAid , un grupo sin fines de lucro con sede en Texas que documenta la persecución cristiana en China, informa que la redada ocurrió el domingo por la mañana en una iglesia en Zhumadian, Henan.

"Algunos eran policías encubiertos, y otros llevaban un uniforme", relató un devoto que no fue nombrado.
Varios de los más de 20 cristianos que adoran allí fueron puestos bajo custodia, según el informe. En el proceso, los funcionarios empujaron a una mujer al suelo y tiraron a un niño de una silla. Además, algunos fieles recordaron cómo los funcionarios amenazaron sus trabajos, su seguridad e incluso sus vidas.


Los cristianos arrestados fueron llevados a la estación de policía de Xiyuan, donde le preguntaron a Lü Guang, el director asociado de la oficina de asuntos religiosos: "¿Qué crimen cometimos? ¿Por qué se llevaron a nuestros amigos?"

La hermana Sang preguntó: "Somos ciudadanos chinos y tenemos libertad de religión. ¿Por qué hace un seguimiento de nuestra información personal?"

Según los informes, a los creyentes, que permanecieron detenidos durante más de tres horas, se les dijo que si bien tenían libertad religiosa, debían someterse a la autoridad del gobierno y reunirse únicamente en lugares aprobados.

"Nuestros trabajos, vidas e incluso la seguridad se ven afectados severamente", dijeron los cristianos a China Aid.

Fuente: Gospel Herald