14/09/18 - China tiene unos 38 millones de evangélicos, pero los expertos aseguran que el número pasa de 100 millones, lo que significa ser el país con mayor población cristiana del mundo, paradójicamente el pueblo cristiano está sufriendo una dura represión por parte del gobierno.

El WashingtonPost informó que el régimen comunista de China está intensificando la represión contra las congregaciones cristianas en Pekín y varias provincias. Además de la retirada de cruces, han cerrado iglesias - habiendo demolido algunas - se han quemado Biblias, arrestado a pastores y se ordenó que fieles firmen documentos renunciando a su fe.


Bob Fu, presidente de China Aid, afirma que el cierre de iglesias en las últimas semanas representa una "escalada significativa" de la represión. "La comunidad internacional debe estar alarmada e indignada con esa flagrante violación de la libertad de religión y creencia", escribió en un comunicado de prensa.

Fu también viene divulgando un vídeo de pilas de Biblias en llamas siendo quemadas en público el 5 de septiembre.


El líder evangélico dice que el intento del gobierno en hacer que los cristianos renuncien a su fe incluye amenazas de expulsión de la escuela de los hijos y la pérdida de beneficios sociales. La misión ha informado en su página web intenta hacer de las Naciones Unidas se da cuenta de la violación de los derechos humanos en el país, pero sin éxito.

Próxima
Esta es la más reciente publicación
Previa
Entrada antigua