03/09/18 - El nuevo primer ministro de Australia es un cristiano evangélico que asiste a la iglesia y que no teme defender su fe en un país que en su mayoría es considerado secular.


Scott Morrison se convirtió en primer ministro el viernes cuando el Partido Liberal lo eligió como su líder.

Morrison es miembro de Horizon Church, una congregación pentecostal en Sydney, donde él y su familia participan en ministerios.

Hugh White, profesor de la Universidad Nacional de Australia, le dijo a The New York Times que Morrison es un conservador social, aunque aún está por verse cómo será gobernador.


"La pregunta es si Morrison elegirá hacer que su fe sea parte de su persona política o en qué medida lo hará", dijo White. 

Morrison se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo, pero se abstuvo durante una votación sobre su legalización. 

Cuando Morrison fue elegido por primera vez para la Cámara de Representantes australiana en 2008, hizo referencia a su fe cristiana.

"Mi fe personal en Jesucristo no es una agenda política", dijo. "Como dijo Lincoln, nuestra tarea no es reclamar si Dios está de nuestro lado sino orar fervientemente para que estemos en la suya. Para mí, la fe es personal, pero las implicaciones son sociales, ya que la responsabilidad personal y social está en el corazón del mensaje cristiano".