24/09/18 - Extremistas hindúes en la India han forzado a las familias cristianas a dejar de asistir a la iglesia, amenazándolas con daño físico. Sin embargo, a pesar de tal persecución, los cristianos han prometido continuar adorando a Cristo, en secreto, de acuerdo a lo informado por The Gospel Herald.


Shankar Damor tiene 37 años y vive en la aldea de Kardubadi cerca de Jhabua, su familia dejó de asistir a la iglesia porque los radicales hindúes amenazaban con dañar a su familia si continuaban adorando a Jesús. 


"En una reunión en mayo pasado en el pueblo de Kardubadi, a los cristianos se les dijo que no deberíamos asistir a ninguna iglesia y que ni siquiera deberíamos orar en nuestros hogares", explicó Shankar. "Cuando nos quejamos ante el diktat del pueblo, todo el pueblo dejó de asociarse con nosotros. Nadie asistió a nuestras bodas y estábamos totalmente aislados de la gente del pueblo". 

Babu Singh Damor, otro cristiano de la aldea de Kardubadi, le dijo a ICC que los radicales hindúes pueden evitar que los cristianos asistan a la iglesia, pero su fe seguirá siendo inquebrantable.